:)

Inteligencia Artificial

El Museo Universitario del Chopo destaca otras formas de coleccionismo

Se buscan evidenciar los diferentes actos de recolección que personas o colectivos realizan de manera constante.

Published

on

El Museo Universitario del Chopo destaca otras formas de coleccionismo

Bajo el título de “Anti-ephemera. Sesiones de archivas/os y coleccionismo underground”, el Museo Universitario del Chopo inicia una serie mensual de sesiones enfocadas en el coleccionismo de documentos que fueron creados con un objetivo específico, y que una vez cumplida su función se destruyen de forma intencional, o no.

“Tal es el caso de boletos, carteles, volantes, stickers, separadores de libros, postales, etcétera; materiales que por sus características físicas o de contenido, se considera que su conservación en archivos es fortuita o por designios de la suerte, cuando en realidad ocurre por una decisión consciente de comunidades o personas”, informa el museo en un comunicado.

Lee: Suspenden la construcción de nuevo Museo de las Momias en Guanajuato por culpa de Morena y el gobierno de ALMO

Cada mes se llevarán a cabo dichas sesiones donde coleccionistas (individuales o colectivos) mostrarán de los objetos que conforman sus colecciones personales de fanzines, volantes, postales, vinilos, stickers, cassettes, carteles, etcétera, y compartirán las historias alrededor de ellas, así como sus estrategias de conformación, las maneras de uso, goce y resguardo.

“Las sesiones se adaptarán a cada coleccionista y derivarán según cada caso en conversaciones, charlas anecdóticas y sesiones de escucha”, detalla el museo.

De este modo, se buscan evidenciar los diferentes actos de recolección que personas o colectivos realizan de manera constante, y que pueden ir desde necesidades vitales y a través de circuitos alternos, hasta aparatos primordiales de la producción de la memoria social y colectiva.

El objetivo de estas sesiones es ayudar a esparcir esas recolecciones hacia otros sitios, y a la vez enfatizar el carácter necesariamente compartido del archivar, y así desdibujar un tanto las voces y las formas autorizadas para validar lo que se guarda.

“Más que actos de pura nostalgia o acopio ilimitado, las prácticas de coleccionismo underground suelen develar un profundo interés, conformado en práctica constante, por la construcción y preservación de una memoria personal que se convierte en colectiva (y a la inversa)”.

El objetivo, asegura el Museo del Chopo, es generar un espacio cercano de escucha a partir de objetos considerados efímeros, en búsqueda de resonancias y nuevas sintonías, que permita enfatizar el carácter múltiple, orgánico y transversal de los actos de coleccionar, archivar y preservar.

La primera de estas sesiones se llevará a cabo este viernes 30 de septiembre en el Espacio del Libro Club del Museo, bajo el título de “He pasado varias tardes reordenando… Coleccionar, guardar, recordar, revivir” y será impartida por la artista visual Anahí Galaviz, quien compartirá su archivo personal, compuesto por colecciones de fanzines, muñecas antiguas y piedras.

“Estos objetos dialogan entre sí y conforman un índice dentro de la red que es la memoria misma de la creadora. Desde ahí se partirá para encontrar resonancias, puntos de encuentro, quiebres y continuidades con las experiencias y colecciones de las personas asistentes, en un intento de activación, de una archiva, y también de la memoria”, añade la casa cultural.

Anahí Galaviz es una artista visual con un Diplomado en Diseño de Experiencias Editoriales por la Facultad de Artes y Diseño (FAD, UNAM), además de cofundadora de País ARID y Atópica Editorial. Coordinó proyectos en Casa Galería y TACO Talleres de Arte Contemporáneo.

Algunas de sus exposiciones son: Otros mundos y galaxias emergerán (Galería de El Rule, 2022); Milimétrica (Claustro de Sor Juana, 2021); Calibre 16 (Portalea País Vasco, 2020); La causa de las causas Museo de Arte Moderno (MAM, 2019); Dibujo, verbo y complemento (TACO, 2018); Zine Censura (Dobra Vaga, Eslovenia, 2017); y Genealogía del padecimiento (Casa Galería, 2015), entre otras.

Su producción artística se enfoca en el dibujo, los libros de artista y la autopublicación de fanzines, novelas gráficas y talleres. En 2019 colaboró como entintadora en la novela gráfica Vivos se los llevaron, buscando a los 43 de Ayotzinapa.

Seleccionada en XXXVII, XXXVIII y XLI Encuentro Nacional de Arte Joven, Aguascalientes, 2017,2018 y 2021. También fue parte de Piso 16. Laboratorio de Iniciativas Culturales. UNAM, 2019 y de la Fábrica de producción editorial 2022. Proyectos en formación, del Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes.

Alejandro Castro @djconchaytoro | El Sol de México

Te recomendamos: La bóveda en el Museo del Banxico está de película

Trends