:)

Negocios

En Estados Unidos se reactiva el turismo de plasma y los mexicanos con Visa ya pueden donar

La empresa médica CLS Plasma ofrece dinero a cambio de las donaciones

Published

on

Luego de que una jueza federal de Washington echó abajo la prohibición para que mexicanos con Visa de turista puedan vender el plasma sanguíneo en Estados Unidos, el turismo que tiene que ver con esta actividad registra una importante reactivación en la Unión Americana.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) de Estados Unidos emitió en julio de 2018 una prohibición para que los extranjeros con visa de turista pudieran entrar a territorio de Estados Unidos para vender plasma, al considerar esta práctica “una violación a los términos de vida”.

La semana pasada, una jueza federal con sede en Washington bloqueó la decisión de CBP y dio luz verde para que los mexicanos con visa de turista B-1 y B-2 puedan cruzar a Estados Unidos para vender el componente sanguíneo.

Lee: Con la donación de sangre se fortalece el sector salud, asegura Marina del Pilar Ávila

En su fallo, la jueza Tanya S. Chutkan reconoció la importancia crítica del plasma en la fabricación de terapias que salvan la vida de cientos de miles de personas. “Estamos emocionados de dar la bienvenida otra vez a los donantes mexicanos a nuestros centros de recolección de plasma y apreciamos su contribución vital al suministro de este componente”, señala en su página en internet la empresa médica CLS Plasma, que ofrece dinero a cambio de las donaciones de plasma.

Sin la prohibición, empresas ofrecen hasta 18 mil pesos mensuales por la venta de plasma a farmacéuticas en Estados Unidos que buscan donadores del componente sanguíneo, utilizado para la fabricación de medicamentos contra la hemofilia, trastornos de coagulación y otros padecimientos.

Por ejemplo, CLS Plasma ofrece durante septiembre 700 dólares (unos 14 mil pesos) por donación y cupones de 20 dólares adicionales a los donantes que en el pasado hayan participado en el procedimiento pero tuvieron que dejar de hacerlo por la decisión de CBP.

El pago varía de acuerdo con la ubicación del centro de recolección al que se acuda al procedimiento médico, siendo los localizados en la frontera entre Texas y Ciudad Juárez, los que más pagan, de 700 a 900 dólares por procedimiento.

“Si donaste en el pasado, gozas de buena salud y eres donante en la actualidad, tu plasma es más necesario que nunca. Mira nuestro cupón de $20 (válido para donantes inactivos que no donaron en 30 días)”, ofrece CLS en otro de los anuncios difundidos en su página digital.

Antes de la prohibición de la CBP, miles de ciudadanos mexicanos que radican en la frontera cruzaban a Estados Unidos para vender su plasma.

Según una nota periodística del sitio web Pro-Publica, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), tiene el registro de 805 centros de donación de plasma, de los cuales 43 están ubicados en la franja fronteriza con México.

Lee: Guanajuato ocupa el primer lugar en donación de sangre, al día tiene 100 donadores

El texto también dice que los centros ubicados cerca de la frontera entre ambos países registran un mayor número de frecuencia de donación, al contar personas que acuden 75 o más veces en un año.

Para los mexicanos, la paga por estas donaciones ayuda a equilibrar el presupuesto familiar y en ocasiones representa el total de ingresos al acudir al centro de donaciones hasta ocho veces al mes, dos veces por semana.

“Para mí esta práctica me representaba un trabajo, en el cual lograba obtener hasta 18 mil pesos mensuales. Ya no podía hacerlo, pero ya me contactaron para ir a donar y así lo haré, incluso llevaré a un amigo, pues por llevar a nuevos donadores también nos dan un dinerito extra”, afirmó Jesús desde Ciudad Juárez, Chihuahua.

Según Jesús, antes de la disposición de CBP, viajaba a El Paso dos veces por semana para someterse al procedimiento médico, el cual consiste en extraerle sangre al donador y la colocan en una centrífuga a fin de separar los glóbulos rojos y blancos del plasma que contiene sobre todo proteínas como la albúmina, además de glucosa y electrolitos.

El abuso de este procedimiento, explicó el médico Juan Daniel García Solórzano, puede provocar la muerte, debido al riesgo de quedarse sin proteínas de la coagulación y con un golpe o una cortada pueden tener una hemorragia de diferentes grados. “La producción de las proteínas que se pierden en la donación de plasma no son inmediatas”, dijo.

Subrayó que los donantes deben contar con muy buena salud sobre todo tener un hígado muy sano, comer bien y tomar bastantes líquidos, para producir las proteínas plasmáticas que les están sacando.

“Y no sólo eso, hay proteínas que sirven la coagulación que también son producidas por el hígado, el cual puede quedar sin volumen, sin albúmina. Además estar pique y pique para obtener el plasma es otra complicación, pues se afectan vasos sanguíneos con riesgo de infecciones”, agregó el experto.

Lee: El negocio de las funerarias muere lentamente en Xalapa, Veracruz

Las disposiciones de la FDA de Estados Unidos establecen que la frecuencia máxima de donación es de plasma es una vez cada dos días y no más de dos veces en un periodo de siete días. Además, por disposición oficial, los centros de donación como CLS deben solicitar a los mexicanos u otros extranjeros, una visa para ser sometidos al procedimiento de donación. Sin embargo, de acuerdo con Jesús a él, sólo se la solicitaron la primera vez.

Roxana González | El Sol de México

Trends