:)

Negocios

No hay buenas condiciones para un acuerdo con Telmex: Francisco Hernández, líder de telefonista

El líder sindical Francisco Hernández Juárez sostuvo que Telmex magnifica el problema.

Published

on

No hay buenas condiciones para un acuerdo con Telmex: Francisco Hernández, líder de telefonista

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana está ante la disyuntiva de retirarse de las negociaciones con Telmex y emplazar a huelga o esperar “mejores tiempos”. Pero el dirigente de los trabajadores busca un pronto acuerdo para que las conversaciones no sean utilizadas para otros fines que no sean los laborales, en vísperas de las elecciones del próximo año.

La disyuntiva en el conflicto laboral entre el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y la empresa Teléfonos de México (Telmex) es: o retira la propuesta de complementar la Afore para que el trabajador se jubile con el salario de activo o de plano se emplaza a huelga o la parte de los trabajadores se retiran de la negociación y “esperamos tiempo mejores”, dijo Francisco Hernández Juárez, el líder de los telefonistas.

La Convención Nacional tendrá que decidir si acepta esta propuesta.

Lee: Ganan líderes de sindicato del IMSS 11 mdp por administrar ahorros de los trabajadores

“O de plano nos vamos al emplazamiento a huelga o mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo; pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros”, afirmó el líder del STRM.

Hernández Juárez sostuvo que Telmex magnifica el problema. “Quieren darnos un escarmiento al sindicato que se resiste a lo que ellos quieren. La empresa no está mal económicamente. Sí está apretada financieramente, pero no tanto como para no cumplir sus compromisos”.

Se pronunció: “Es mejor buscar, tratar de llegar a un arreglo para no calentar más los ánimos. Preferiría que se arreglaran las cosas y no llegar a la negociación en abril del próximo año, muy cerca de las elecciones en el Estado de México y Coahuila. Y con un ambiente así, con una huelga nuestra, calienta mucho el ambiente y puede ser utilizada para otras cuestiones que no sean las laborales. Preferiría que se arreglaran ya las cosas”, dijo en entrevista.

En la quietud de su oficina, en el salón que los telefonistas llaman “Los Quijotes”, donde decenas y decenas de figuras del hidalgo de la triste figura engalanan el recinto de trabajo, Hernández Juárez habló de la preocupación porque no hay avances en la Mesa Técnica tripartita que se instaló “para darle una salida, primero al levantamiento de huelga y una solución al conflicto que tenemos con la empresa”.

Y con el propósito de que numéricamente, matemáticamente, se pudiera determinar el peso del problema, el valor del problema. “La empresa argumenta que esas mil 942 vacantes le cuestan 19 mil millones de pesos en 30 años. Y nosotros decimos que cuestan 300 millones de pesos actualmente”.

O sea, en realidad, los cálculos actuariales para determinar el futuro de una prestación como ésta tienen que definirse a valor de precios actuales, no puede ser una proyección de esa naturaleza porque pueden pasar muchas cosas, puntualiza.

Refiere a El Sol de México: La Mesa Técnica definió claramente que el peso de las mil 942 vacantes no es significativo en relación al valor total del pasivo laboral. Es decir, el 97 por ciento del peso lo tienen los que ya se jubilaron y los que todavía faltan de jubilarse, los más antiguos de la cláusula 141.

Otro aproximadamente tres por ciento es de los que se jubilaron con la cláusula 149bis que se hicieron ajustes, antes ya habíamos hecho con la 149 bis y 149 ter. De manera que realmente no es significativo, no va a cambiar.

Además ya tenemos una propuesta para aligerar ese peso: el cambiar el pasivo laboral por acciones, cambiar acciones por antigüedad, por salario, voluntariamente en el porcentaje que cada quien quisiera.

“Pensábamos que ayudábamos a la empresa, cuando de último momento nos salió con esto: de que el peso de la jubilación recayera sobre la Afore, en la cuenta individual de cada trabajador. Y ahí fue donde nos atoramos definitivamente. Porque la empresa decía que dependía de las mil 942 vacantes. Eso es falso. De un universo de 63 mil trabajadores, mil 942 no son significativos.

“Pero lo que vemos en la práctica es que la empresa quiere acreditar que este tipo de prestaciones no son válidas para los trabajadores. Es un beneficio que la empresa no puede soportar. Todo su futuro depende de esto, según dice”, comentó.

E insistió: “Si cayeron los ingresos de Telmex de 26 mil millones de pesos en 2004 a nueve mil millones en la actualidad, fue porque sacaron las empresas que más dinero le dejaban”.

Luego, fue por la afectación de la regulación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que obligó a la empresa Telmex a subsidiar a la competencia, subrayó.

Hoy discuten la propuesta empresarial

Refirió que la Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, que está en sesión permanente, ya había autorizado incluso negociar una jubilación menor, pero sin tomar en cuenta la Afore.

“Si la empresa quita eso y tiene una propuesta que está dispuesta a aportar la jubilación y me dijeron ‘sí’. Y a la hora que nos presentan la propuesta, todo es igual: vuelven con la Afore como la parte fundamental”.

– ¿Qué hará?

-Presentarla a la Convención Nacional y tendrá que decidir si acepta la propuesta. Si la rechaza o de plano nos vamos al emplazamiento a huelga. O mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo. Pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros.

Bertha Becerra | El Sol de México

Te recomendamos: Trabajadores del sindicato de Notimex bloquean AICM para exigir solución a su huelga de dos años

Trends