:)

Baja California

Habitantes de La Paz denuncian que los piperos abusan en la venta del agua

Aumentaron el costo de la entrega de 900 a dos mil 500 pesos

Published

on

Foto: Alberto Cota

LA PAZ, Baja California Sur. Tras la falta de agua, los habitantes y comerciantes de la ciudad denuncian abusos en los precios que manejan los transportistas privados que venden el líquido.

Debido a esa crisis y al abuso de los piperos, hogares y comercios como plantas purificadoras, restaurantes, lavanderías, entre otros, se vieron afectados y tuvieron que cerrar por al menos seis días.

Sin embargo, el ayuntamiento de La Paz, en coordinación con el gobierno del estado reiteraron a los transportistas privados del agua que no entregarán otro pozo para la extracción de agua para venta particular.

Lee: Un total de 27 empresas controlan el abasto de agua en pipas en la Ciudad de México

Entre las denuncias ciudadanas que llegaron a esta redacción, los casos coinciden en que cuando se marca para solicitar el servicio les explican que el acceso al agua potable está limitado y que únicamente pueden vender agua salada a la ciudadanía ya que el agua potable que pueden extraer de los pozos la venden a comercios, clínicas u hospitales, por lo tanto la pipa de 10 mil litros la ofertan alrededor de los 1,500 pesos y antes de la crisis hídrica el costo oscilaba en los 900 pesos, lo cual sin lugar a dudas dispara su precio.

Algunas personas refieren que les han vendido el servicio en mil 500 pesos, sin embargo al llegar el pipero su domicilio y surtir el agua, les cobra en total dos mil 500 pesos; ya que según explican el costo del agua es de mil 500, más 500 pesos por la transportación y 500 más por la descarga del agua, dando un total de dos mil 500 pesos, lo anterior ocurrió en una vivienda de la colonia Lomas de Palmira, en la capital del Estado.

No obstante, la ciudadanía manifiesta que el abuso no termina en el cambio del precio a la venta, exponen que aunque pidan una pipa de 10 mil litros, los piperos acceden a llenar un tinaco y lo demás se lo quedan para revenderlo en otras colonias al mismo o a un precio más elevado.

Si bien es cierto, el pozo del que extraen agua para venderla cierra a las 14:00 horas y ya no se les permite cargar el vital líquido hasta el día siguiente; sin embargo un transportista particular indicó que después de las 15:00 horas algunos piperos están vendiendo agua salada que están cargando en otro pozo del cual no se precisó información, por lo cual ésta solo sirve para ciertas actividades o tareas del hogar por la mala calidad.

Al cuestionar a los transportistas del agua sobre esta práctica, indicaron que si el quejoso o quejosa no quiere comprar bajo esos precios y bajo sus reglas no importa ya que sobran personas que quieran agua en medio de la crisis hídrica que se vive en La Paz.

Además, integrantes del gremio transportistas se deslindan de esta práctica, apuntando que no sé pueden controlar las acciones de los demás.

Lee: El gobierno de Baja California garantiza el abasto de agua para las familias de Ensenada

Cabe destacar que, los transportistas privados del agua, acusan que la responsabilidad es del Ayuntamiento de La Paz, ya que no ha regulado la tarifa de precios que los piperos manejan en la ciudad de la Paz, lo que termina arropando el abuso del cual es víctima la ciudadanía que en medio de los 40 días más calurosos del año, conocidos como canícula y la crisis hídrica tienen que recurrir al servicio de una pipa para poder obtener el vital líquido.

Por su parte, Joel Ceseña Castro, líder de los piperos, indicó que el Cabildo de La Paz es quien tiene que trabajar para establecer un precio y vigilar que se cumpla por el bien de la ciudadanía, “yo no puedo meter las manos por los demás compañeros, no estamos regularizados para un precio. No es nada más las pipas, sino todo el transporte de carga que entrega; es un sector que tenemos que ir viviendo a la par junto con los transportistas”.

Con la intención de mejorar el abasto de agua potable en la capital del estado, el titular del Organismo Operador del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, Mario Gálvez, informó que, gracias al monitoreo que están realizando, se pudo constatar que se suministró agua potable a través de la red a 108 colonias de la ciudad, de las cuales en 2 calles se presentó baja presión.

En ese sentido, comentó que se logró cumplir con el calendario de distribución de agua que estaba programado, y se pudo corroborar que se proporcionó el suministro a todas las colonias, aunque mencionó que se identificó baja presión en la calle Tamia, la cual se ubica en la colonia Calafia.

Al respecto, informó que este día se estará apoyando a la zona para que se restablezca el servicio y puedan contar con una mayor presión a través de la red, por lo que en los próximos días habitantes de la colonia Calafia podrán recibir el líquido.

Karina Lizárraga / El Sudcaliforniano

Trends