:)

Negocios

Los regios viajan a Tamaulipas para comprar agua embotellada

En el estado, las ventas del líquido han aumentado 50 por ciento tras el desabasto en Nuevo León

Published

on

Foto: Luis Sandoval

REYNOSA, Tamaulipas. Debido al desabasto de agua en Nuevo León, sus habitantes viajan a la frontera con Tamaulipas, donde las ventas de agua embotellada se han incrementado hasta 50 por ciento.

“La gente está acudiendo a las cadenas comerciales, sobre todo a comprar agua, mucha gente está aprovechando, no es necesariamente que estén viniendo a comprar agua o se la encargan a los familiares que van a visitar a Monterrey”, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Reynosa, Roberto Cruz Hernández.

Explicó que los regios aprovechan su visita a esta ciudad fronteriza, cuyo recorrido tiene una duración de dos horas y media, para adquirir líquido.

Lee: Ante escasez de agua, industriales de NL la aportarán de sus pozos privados

 “Todo el tema de la venta de agua se ha incrementado hasta en 50 por ciento en comparación con el mes de marzo, hubo un aumento significativo en las ventas, sobre todo de agua embotellada”, expuso.

Aseveró que los comerciantes han señalado que aunado al calor y a la falta de agua en Nuevo León, la demanda ha aumentado. “Se está presentando una escasez en Monterrey y aquí está creciendo la demanda de todos estos productos”, dijo.

Las tiendas comerciales del sur de Tamaulipas comienzan a limitar la venta de agua purificada, complicando los apoyos que agrupaciones y particulares pretenden enviar a los habitantes del estado de Nuevo León, quienes viven una severa crisis por la escasez del agua.

El empresario Gilberto Gallegos indicó que se ha vuelto complicado para quienes buscan dar una ayuda a los regiomontanos, debido a que algunos negocios ya limitan las compras.

Cruz Hernández, informó que esta situación también se ha replicado para evitar la especulación y en los centros comerciales de Reynosa ya hay restricciones para la venta de paquetes de agua.

“Sobre todo aquellas cadenas que venden el producto empaquetado, ya se está restringiendo para evitar que gente quiera revender el líquido; depende de la tienda, pero se permite una venta máxima de tres paquetes de 48 piezas, por ejemplo, ya que es el tamaño más demandado”, señaló.

El representante comercial precisó que estos aumentos no generan problemas de abasto de agua para los reynosenses.

Lee: Es caro llevar agua del río Pánuco para resolver la escasez del líquido en Nuevo León

“Reynosa tiene capacidad de reservas de agua, lo que tenemos es problemas con las fallas técnicas del organismo operador, pero las empresas que se dedican a procesar el agua cuentan con pozos propios que les permite atender la demanda de esta frontera y la de nuestros vecinos”.

Manifestó que la visita de los regiomontanos genera una derrama económica, aunque precisamente no vengan a comprar agua.

El presidente de la Asociación de Hoteleros del Sur de Tamaulipas, Alberto Ortega, dijo que la falta de agua podría ser un factor que motive a las personas a salir de Nuevo León.

“Ellos pueden considerar que si no tienen agua en casa podrían irse un fin de semana a un lugar a divertirse, puede llegar a que algunas personas piensen así, además de que se acerca el periodo de vacaciones”, comentó.

El representante recordó que en pandemia algunas personas optaban por rentar departamentos en la playa para mantenerse seguros sin estar encerrados, lo que de alguna manera incrementó el movimiento de alquiler.

“Están abiertas las puertas, que vengan a visitar la playa, los atractivos que tenemos en la zona sur, están pasando unos días difíciles sin agua por el problema que tienen”, agregó.

Los fines de semana los hoteles tienen una positiva ocupación de 50 por ciento, que consideran aumentará durante el periodo vacacional de verano.

“Está subiendo, el fin de semana del Día del Padre hubo un 70 por ciento, está muy bien y aquí estamos para atenderlos”, indicó.

Tras la crisis de salud y económica que trajo la pandemia, el sector hotelero del sur de la entidad, que cuenta con 2 mil 700 habitaciones, ve en este periodo vacacional de verano la posibilidad de lograr una ocupación promedio de 60 por ciento durante julio y parte de agosto.

Mariela Macay | El Sol de Tampico