:)

Sonora

La Lotería Yaqui enaltece a los grupos étnicos en Sonora

El objetivo de la Lotería Yaqui es también para aprender vocablos y palabras, saber de sus historias, sus formas de ver el mundo.

Published

on

Enaltecen a grupos étnicos y presentan Lotería Yaqui en el Museo Sonora en la Revolución

Cuando el juego, la educación y la voluntad por promover las lenguas maternas se juntan surgen iniciativas de mucho valor social. Es el caso de la Lotería Yaqui que se presentó en el Museo Sonora en la Revolución (Musor) del Instituto Sonorense de Cultura (ISC).

El proyecto, iniciado en 2019 por la maestra Beatriz Vega, es una serie de 54 imágenes inspiradas en la cosmogonía yaqui: de la luna (Meecha) a la flauta (kusié), del fuego (taji buaktia), de la mariposa cuatro espejos (Baiséboli) a la cueva encantada (ujyo litéeso). La diferencia con otras loterías es que es una aplicación que se puede descargar desde el celular para poder jugar.

Lee: Invertirán 62 empresas aeroespaciales, agroindustriales, electrónicas y mineras en Sonora: Alfonso Durazo

“Yo tenía la idea, el plan de hacer un obsequio de mi parte, un obsequio de lo mucho que he recibido en la vida, de luchar por la preservación de la lengua yaqui. No fue un proyecto de la noche a la mañana, en 2019 con el Programa de Acciones Culturales Multilingües y Comunitarias (PACMyC) pudimos financiarlo y durante la pandemia estuvimos trabajando en ellos”, señala la creadora del proyecto.

El objetivo de la Lotería Yaqui no se reduce a lo lúdico, sino que es una forma de aprender vocablos y palabras yaquis, de saber de sus historias, sus formas de ver el mundo. La aplicación cuenta con 54 acuarelas de elementos de la cultura yaqui que son dichas en las voz de Saúl Matos, habitante yaqui de la loma de Guamúchil.

El acercamiento de la maestra Beatriz Vega con los yaquis data desde su infancia, cuando en “El polvorón”-cercano a San Ignacio Río Muerto- sus vecinos eran yaquis.

“Cuando éramos niños vivíamos en El polvorón, cerca de San Ignacio Río Muerto, ahí hay muchos yaquis, mis vecinos eran yaquis y ellos hablaban en su lengua cuando nosotros, como chamacos, los enfadábamos por pedirles tortillas sobaqueras. Desde ahí mi hermano y yo queríamos aprender”, relata Beatriz Vega.

Por su parte, Alfredo Acedo, director del Musor, señaló que esta iniciativa es importante para seguir promocionando el uso de la lengua yaqui.

Te recomendamos: Un buen corte de carne en Sonora: 7 mil cabezas entran para su comercialización