:)

Seguridad

Centro Católico Multimedial: aumentó en gobierno de AMLO número de sacerdotes víctimas de violencia

En 2021, la organización contabilizó 850 extorsiones y amenazas de muerte en el país

Published

on

Foto: Cuartoscuro

La creciente violencia contra sacerdotes en lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se refleja en homicidios de sacerdotes, religiosos, extorsiones y robos a templos, afirmó Omar Sotelo, director del Centro Católico Multimedial (CCM).

“No sólo se refleja con los asesinatos, que ya van siete, sino que aumentaron las extorsiones contra sacerdotes. En el reporte que hicimos en 2021 contabilizamos 850 extorsiones y amenazas de muerte en toda la República Mexicana”, expresó.

El directivo de la organización que cada año realiza un estudio sobre violencia contra religiosos en México, recordó que tras el asesinato de sacerdotes jesuitas en Chihuahua, la esposa de una de las víctimas está como desaparecida, a lo que además se suman los robos a templos católicos, que el año pasado fueron 26 en promedio a la semana.

Lee: Ya tienen identificado al responsable de los asesinatos de los sacerdotes en Cerocahui (Chihuahua)

Aunque dijo que parecería que la situación estaba calmada, “pero no es así”, pues el Centro contabiliza siete sacerdotes asesinados durante el actual sexenio, incluidos los homicidios de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora ocurridos el lunes en Chihuahua.

La cifra, aunque menor que la del sexenio pasado (con Enrique Peña Nieto fueron 24), no refleja que las agresiones hayan bajado.

“Las agresiones contra sacerdotes no disminuyen, los ataques son siete, pero hubo levantamientos, incluso en Puebla está el caso de un sacerdote secuestrado que quedó con secuelas porque lo quisieron ejecutar, pero fallaron”, explicó Sotelo.

Según los datos del Centro, las entidades con más agresiones contra sacerdotes son Ciudad de México, Veracruz, Chihuahua, Michoacán, Estado de México, Baja California, Puebla y Tamaulipas.

Cuando se asesina a un sacerdote no sólo se asesina a una persona, se asesina a toda una institución. El mensaje es que si se puede asesinar a un sacerdote se puede asesinar a cualquiera”, comentó.

Sotelo dijo que los ataques a sacerdotes no se pueden considerar sólo como un hecho de inseguridad, es algo que afecta más profundamente a la comunidad en la que vive por el papel que desempeña, sobre todo en comunidades pequeñas.

“El sacerdocio en México es un ente que sirve de estabilizador social, la parroquia no sólo ofrece los servicios espirituales, sino que en muchos casos son centros formativos, de educación, de defensa de los derechos humanos, de derechos de los migrantes, son centros de salud, albergues. El crimen organizado ha visto en las parroquias un competidor fuerte al que hay que eliminar, y el crimen organizado cuando ve que algo le estorba lo elimina”.

Lee: Ricardo Monreal pide revisar con seriedad el plan de seguridad ante la vorágine de violencia vivida en México

Por eso, concluyó Sotelo, México se mantiene como uno de los países más peligrosos para los sacerdotes.

Alejandro Suárez | El Sol de México