:)

Baja California

Los vendedores autorizados de Los Cabos se identificarán con uniformes y código QR

Deberán portar el uniforme y obtener su credencial oficial para poder trabajar en la playa

Published

on

Foto: Verónica González

LOS CABOS, Baja California Sur. Los vendedores ambulantes acreditados para laborar en la zona federal marítimo terrestre en Los Cabos deberán portar uniforme y una credencial que los acredite.

El director municipal de Inspección Fiscal, José Samuel Cisneros Peruyero, informó que el uniforme consta de una playera manga larga con el escudo del municipio, térmica para protegerse del sol que lleva una franja que brilla con los rayos solares y se distingue fácilmente.

Además, abundó, debe presentar el número de la tarjeta como vendedor, la cual tiene impreso también un QR con el fin de poderlos escanear y que no se puedan clonar o duplicar las acreditaciones.

Lee: Los comercios de Cancún y Playa del Carmen se doblegan al “impuesto criminal”

“En este momento han acudido alrededor de un 56 por ciento de los vendedores a realizar su pago, cuyo monto es de dos mil 100 pesos, con el cual están asegurando su uniforme, la credencial y además queda cubierto el pago del permiso correspondiente anual, el resto que aún no ha acudido a las oficinas a liquidar este adeudo, tiene hasta el 10 de julio para hacerlo”, mencionó.

Cisneros Peruyero comentó que las playeras ya se están diseñando, y una vez que estén todas pagadas, se estarían dando en aproximadamente 10 días.

Explicó que trabajan con una aplicación, la cual los inspectores traerán en sus teléfonos celulares, “esta va a ser una manera más fácil, el poderlos escanear y verificar que forman parte de los poco más de 690 vendedores regularizados, patrón con el que se cuenta en el municipio”.

Aseguró que seguirán con los filtros sanitarios y que han funcionado mucho desde el primer día que los implementaron, “en el cual hemos reducido, un número considerable la entrada a las personas que no están acreditadas, que son llamados golondrinos y que representan una competencia desleal a quienes están al corriente en sus pagos de permisos y demás.

Verónica González | El Sudcaliforniano