:)

Negocios

El número de fraudes cibernéticos aumentó en el gobierno de López Obrador

Los ilícitos se dispararon a causa de los nuevos hábitos de las personas conectadas a la red en el confinamiento, como son el trabajo en casa y los estudios a distancia

Published

on

Foto: Adrián Vázquez

En los primeros cuatro meses del año se registraron en el país 32 mil 251 fraudes, una cifra 10.4 por ciento mayor a la que se reportó en el mismo periodo de 2021, el mayor número de ilícitos de este tipo para un periodo así, al menos desde 2015, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

A partir de 2018, este delito venía creciendo pero tuvo una pausa en 2020, el año en que impactó la pandemia en el país, pero desde el año pasado se ha disparado a cifras récord.

En 2021 hubo 95 mil 198 casos, cifra 26 por ciento mayor a la del año previo, de acuerdo con las autoridades.

Lee: Los compradores deben evitar fraudes en el Hot Sale: Unidad Cibernética de Sonora

Incluso, el número de fraudes cometidos en México durante el primer cuatrimestre del año es casi dos veces mayor al que se registró en igual lapso de 2018, cuando se tuvo la menor cifra para dicho periodo.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el delito de fraude engloba todos los actos ilícitos que tienen que ver con esta práctica, como los bancarios o cibernéticos, por ejemplo.

Especialistas coincidieron en que el delito de fraude se disparó a causa de los nuevos hábitos de las personas en línea debido al confinamiento, como son el home office y el estudio en línea.

Carlos Ramírez, experto en ciberseguridad, destacó que el número de fraudes ha tenido un aumento en línea con mayores tiempos de conectividad de las personas.

El académico subrayó que las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública pueden estar desfasadas y que existe una cifra negra de fraudes en el país que puede ser incluso 1.5 veces mayor a la reportada.

Recordó que hay nuevas modalidades de fraudes que van más allá de las llamadas telefónicas de engaño, y se basan en correos electrónicos o mensajes en plataformas como WhatsApp, que traen enlaces maliciosos para robar información.

De igual modo, dijo, los mensajes con falsos premios u ofertas laborales, se han convertido en un gancho para las ciberestafas. Los fraudes en el país pasaron de un promedio de 207 diarios durante 2020 a 261 al día el año pasado. En lo que va de 2022, el número de estos delitos cometidos diariamente promedia cerca de 269.

Lee: Profeco denuncia por fraude a un par de falsos verificadores en Nezahualcóyotl

Santiago Fuentes, CEO de la firma de ciberseguridad Delta Protect, coincidió en que el mayor uso de tecnologías ha abierto una puerta para las estafas en México, dada la falta de cultura de la mayoría de la población por revisar que los sitios que visitan o de donde reciben correos estén verificados.

Añadió que es muy común que los usuarios dejen todo tipo de información en redes sociales que, a la postre, puede ser utilizada por estafadores.

El directivo recordó que desde el inicio de la pandemia y a la fecha los fraudes cibernéticos se han incrementado 400 por ciento. “Algo que hemos visto en Delta Protect, al monitorear la dark web, es un alto número de tarjetas clonadas. Es evidente que han venido en aumento estas cifras”, comentó.

Gabriela Aguirre, directora financiera de Coru, plataforma de comparación de servicios financieros en línea de México, destacó que el año pasado los fraudes bancarios aumentaron 52 por ciento.

Esto, dijo, se debe a que las personas están cada vez más expuestas al uso de la tecnología y a los pagos en línea.

Y el problema no es ése, subrayó, sino que la mayoría de las veces los usuarios no revisan que estén realizando transacciones en sitios seguros o bien se cuelgan de redes públicas para quedar a merced de los hackeos.

Apuntó que en el país hay 84.5 millones de personas con acceso a internet, lo que demuestra la democratización de la red, pero apenas poco más de una cuarta parte de los usuarios se protege contra estos incidentes.

Los especialistas coincidieron en que el tema del fraude seguirá al alza y la única forma de disminuirlo es con una cultura ciudadana en la que los usuarios aprendan a cuidar sus datos y revisar los sitios que visitan.

Juan Luis Ramos | El Sol de México

Trends