:)

Negocios

Vender acciones es la nueva apuesta de las startups para retener talento 

La posibilidad de comprar acciones permite que los empleados obtengan un beneficio directo del crecimiento de la empresa.

Published

on

Comprar acciones, la nueva apuesta de las startups para retener talento 

La rotación de personal tiene diversos efectos negativos para todas las empresas. La pérdida de talento valioso frena la consecución de los objetivos trazados. Esto último puede ser un gran obstáculo para el desarrollo de las startups. Este tipo de plataformas han tenido que desarrollar nuevos mecanismos para contratar, retener y motivar a sus colaboradores. Una de estas alternativas es el ofrecimiento de stock options (vender acciones) a sus empleados.

Lee: Colectivo 23 es la escuela que desarrolla habilidades digitales para las startups

Dicho esquema permite que los colaboradores puedan adquirir acciones de la startup en que laboran a precio preferencial. De esta manera, los empleados obtienen un incentivo para seguir laborando en la organización y desarrollarse tanto de manera personal como profesional.

“El plan de stock options representa un poderoso motivador para retener y atraer talento. La posibilidad de comprar acciones a un precio preferencial permite que los empleados obtengan un beneficio directo del crecimiento de la empresa, aumentando la motivación y, en consecuencia, la productividad y eficiencia aumentan”, asegura Iván Guzmán, socio de la firma BlackBox Startup Law, especializada en dar asesoría legal para startups.

Un plan de stock option representa beneficios para los empleados y la startup que se plantee este sistema. Los colaboradores deben tener claridad respecto a las reglas, mecanismos y tiempos para llevar a cabo el ejercicio.

Ofrecer un plan de este tipo genera incentivos de permanencia y crecimiento para los colaboradores, lo que al mismo tiempo permite que las startups otorguen prestaciones para sus empleados sin la necesidad de desestabilizar los esfuerzos requeridos para su desarrollo.

“Es importante que la empresa tenga en cuenta las reglas fiscales aplicables de retención de ISR al momento en que el empleado adquiere las acciones, cuestión que tiende a ser obviada y podría generar consecuencias negativas para la empresa”, indica Guzmán.

¿Pero qué implica y cómo funciona específicamente la venta de acciones a empleados? De acuerdo con Iván Guzmán, socio de BlackBox Startup Law, esto es lo que debes conocer al respecto:

● La startup contrata al empleado y, dentro de sus prestaciones, le otorga, por dar un ejemplo, la opción de adquirir 60 mil acciones de la empresa a precio preferencial de 25 centavos de dólar por acción.

● Supongamos que el plan de stock option de la empresa se encuentra sujeto a un periodo de 4 años (conocido como vesting period). Es decir, el empleado deberá trabajar para la startup por cuatro años si desea adquirir la totalidad de las acciones a precio de descuento. En la mayoría de las ocasiones, dicha adquisición se encuentra sujeta a un período inicial denominado cliff de 1 año.

● El periodo denominado cliff, que comúnmente suele ser de 1 año al inicio del periodo de vesting, es necesario que transcurra para poder adquirir la primera cuarta parte de las opciones otorgadas (es decir, en el ejemplo anterior, las primeras 15 mil acciones) a precio de descuento: el empleado deberá trabajar un año para la empresa. Si el empleado es despedido o renuncia a la startup antes de cumplir un año de antigüedad, no tendrá derecho a comprar ninguna de las acciones con precio de descuento.

● Si el empleado trabaja en la startup por más de un año, tendrá derecho a ejercer su opción de adquirir las primeras 15 mil acciones al cumplir el primer año y, el resto de las 45 mil acciones a precio de descuento podrán ser adquiridas a razón de 1/48 por mes, durante los próximos 36 meses de empleo.

● Suponiendo que para el cuarto año la startup ha gozado de éxito en el mercado, por lo que sus acciones se encuentran valuadas en 15 dólares, el empleado tendrá el derecho de ejercer su opción de adquirir la totalidad de las acciones que le fueron ofrecidas al precio preferencial (60 mil x 25 centavos de dólar = 15 mil).

● Una vez adquiridas, el empleado podría vender las 60 mil acciones a precio de mercado por 900 mil dólares, generando una utilidad de 885 mil dólares.

Te recomendamos: Las startups latinas crecen más rápido que las de otras regiones del mundo