:)

La Opinión

El vaivén en el mundo por el Covid-19 y sus mutaciones

a Organización Mundial de la Salud un día es radical y pide que se impongan medidas extremas contra la nueva variante de Covid-19

Published

on

El mundo entero celebró la llegada de 2022 con festividades, en algunos países restringidas por el Covid-19, entrando en un tercer año de pandemia con una explosión de contagios por Ómicron y tímidos signos de esperanza, ante la esperanza de encontrar una nueva vacuna que frene a la nueva variante, aunque una nueva amenaza ya tocó la puerta.

Y no es para menos, Israel detectó su primer caso de contagio simultáneo de coronavirus y virus de la gripe, conocido como “flurona”, en una mujer embarazada sin vacunar, según el Ministerio de Sanidad israelí. 

La aparición de la contagiosa Ómicron en noviembre pasado llevó a superar por primera vez el millón de contagios diarios de coronavirus. Oficialmente, más de 5.4 millones de personas murieron desde que se identificó por primera vez el virus en China en diciembre de 2019.

Lee: Ucrania está en los ojos del mundo

Reino Unido, Estados Unidos e incluso Australia, protegida durante mucho tiempo de la pandemia, están batiendo récords diarios de casos.Mientras, en Europa, el enojo por los confinamientos es cada vez más radical al grado de registrarse enfrentamientos con la Policía, como sucedió el pasado fin de semana en Países Bajos.

Incluso en esa protestas se pudo ver pancartas que decían “Alto al control mundial” y “Trump para 2024”, es el grado del enojo en Países Bajos, Austria, Italia, España, entre otros. 

También es verdad que desde Seúl hasta Ciudad de México y San Francisco, muchas festividades fueron canceladas como en 2021, o severamente restringidas, ante el poder de Ómicron, que tiene vueltas locas a las autoridades sanitarias de todo el mundo, al señalar que es más contagiosa, pero menos mortal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) un día es sumamente radical y pide que se impongan medidas extremas contra la nueva variante. Pero al siguiente día señala que es muy peligrosa la mutación es difícil el vaivén de declaraciones del máximo organismo mundial de salud, ahora en muchos países ya se habla de nuevos daños económicos más los que se esperan, ante la ola de cancelaciones de vuelos en el mundo durante una temporada que se supone es de las mejores para ese rubro.  

En París, donde se canceló el tradicional espectáculo de fuegos artificiales de Nochevieja, miles de personas, mucho menos que antes de la pandemia, pasearon por los Campos Elíseos, donde la Policía controlaba el uso de mascarillas, nuevamente requerido.

En el corazón de Madrid, la tradicional fiesta ante la Puerta del Sol reunió a unas siete mil personas para tragar uvas al son de las 12 campanadas de la medianoche.

En Sydney, una ciudad que  se jacta de ser la “Capital mundial del Año Nuevo”, las multitudes fueron inusualmente pequeñas en el puerto para presenciar el tradicional espectáculo de fuegos artificiales.

En Brasil, el segundo país más castigado por el coronavirus después de Estados Unidos, Río de Janeiro volvió a la playa de Copacabana para recibir al 2022 aunque con menos público debido al mal tiempo y las restricciones por la pandemia.

Lee: Nayib Bukele le juega al dictador

En Sudáfrica, donde se detectó a finales de noviembre la nueva variante Ómicron, el toque de queda nocturno que rige desde hace 21 meses se interrumpió por cuatro horas desde la medianoche, pero siempre bajo la incertidumbre de una nueva ola de contagios.

Nueva York se preparó para recibir el Año Nuevo en Times Square, con la famosa caída de la bola y papelitos volando, aunque de forma reducida debido a la pandemia. Una ciudad que tiene una lucha fuerte para revertir la tendencia de los no vacunados ofreciendo 100 dólares por cambiar de opinión.

El alcalde Bill de Blasio dijo que la fiesta podía hacerse, pero solo con unas 15 mil personas en Times Square, en lugar de las 60 mil usuales, y todos debían estar vacunados y usando mascarillas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó el pasado viernes a la unidad en el Año Nuevo en un mensaje de video en el cual saludó a los “extraordinarios” estadounidenses.

En Rusia, el presidente Vladimir Putin mencionó en un mensaje televisado a la epidemia de COVID sin citar la cifra de más de 600 mil muertos establecida el día anterior por la agencia nacional de estadística –el doble de la comunicada por el gobierno–, lo que sitúa al país entre los más enlutados del mundo.

De su lado, en Francia, el presidente Emmanuel Macron emitió un mensaje de fin de año en el cual se  declaró “decididamente optimista” y expresó su deseo de que 2022 también sea “el año del fin de la epidemia”.

Los expertos esperan que este año marque una nueva fase menos mortal de la pandemia. Sin embargo, la OMS no quiere bajar la guardia y advierte que el “tsunami” de contagios puede poner a los sistemas sanitarios “al borde del colapso”.

Lee: AMLO llega fuerte a la mitad del sexenio

Y tiene razón, pero también hay que esperar que mañana no cambie de opinión y vuelva a decir que las medidas antiCovid, resultan muy extremas y entonces seguirá un vaivén que sólo provoca más luto en el mundo o usted ¿qué cree? 

Que tenga un buen año.