:)

Negocios

Aguascalientes logra dulce cosecha de miel tras varios amargos años

Luego de cinco años de resultados magros, la producción estimada en el estado es de 500 toneladas reportan apicultores

Published

on

Foto: Karla Barba

AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Los apicultores de la entidad lograron durante la temporada de otoño una cosecha de miel de aproximadamente 20 kilogramos por colmena, lo que representan cerca de 500 toneladas, considerando que hay 25 mil colmenas en el estado.

Joaquín Martínez Sánchez, vicepresidente del Comité Sistema Producto Apícola, recordó que en los últimos cinco años no se registró cosecha durante el otoño, por lo que el gremio estaba sobreviviendo con la miel obtenida en la primavera, que fue abundante, con lo que pudieron generar ingresos para mantenerse en el sector, sin embargo, son indispensables las dos cosechas para que la actividad sea rentable.

Entre los factores que propiciaron una buena cosecha se encuentran las precipitaciones que se registraron durante la temporada de lluvias, lo cual favoreció la floración; pero también las temperaturas gélidas, mismas que propiciaron que las flores ofrecieran néctar abundante para las abejas.

Lee: La cooperativa Alta Producción Apícola de León exporta 30 toneladas de miel

Joaquín Martínez señaló que aunque una buena cosecha se cataloga a aquella de 30 kilogramos por colmena en adelante, el saldo es favorable después de cinco años en lo que no había colecta de miel en el estado durante el otoño.

“Los resultados fueron variables: en el municipio de Calvillo desafortunadamente quizá su promedio fue de cinco o siete kilos, fue muy bajo, porque son otras las condiciones que tienen, pero en el resto de los municipios del estado fue un promedio de 20 kilos por colmena (…) quizás municipios del norte, como Pabellón de Arteaga y Rincón de Romos, tuvieron superiores, de 25, 28 y hasta 30 kilos”, señaló.

Para el Comité Sistema Producto Apícola, en el estado hay un aproximado de 150 apicultores, los cuales comercializan la miel al menudeo, con clientes particulares; al medio-mayoreo en fruterías o tiendas de abarrotes que fungen como intermediarias; y al mayoreo, colocando el producto en empresas trasnacionales que se dedican a la exportación.

Tomás Dávalos | El Sol del Centro