:)

Seguridad

Paramilitares piden el premio de la rifa del avión presidencial para comprar armas en Ocosingo (Chiapas)

El grupo criminal hostiga a la comunidad indígena desde que se enteraron que recibirían el premio

Published

on

Foto: Cuartoscuro

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chiapas.  Al menos 28 familias fueron desplazadas del ejido El Nacimiento, municipio de Ocosingo, por un grupo paramilitar que les exigió el dinero que ganaron de la rifa del avión presidencial.

Melecio López Gómez, uno de los habitantes desplazados, dijo que el grupo llamado Los Petules los amenazó de muerte por resistirse a comprar armamento con los 20 millones de pesos del cachito de lotería que ganó el premio el año pasado.

La escuela José María Morelos y Pavón del municipio de Ocosingo ganó el 15 de septiembre del año pasado 20 millones de pesos en la rifa que realizó la Lotería Nacional, que sorteó el equivalente al precio de la aeronave presidencial.

Lee: La rifa del avión presidencial fue un mensaje político: Lotería Nacional

De acuerdo con López Gómez, Los Petules pretenden desalojar con esas armas al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) que se encuentran en El Carrizal.

Los desplazados se encuentran viviendo en las orillas de la ciudad de Ocosingo, con el temor de ser encontrados por los paramilitares.

“Tenemos un contacto en la comunidad y nos dicen que nos están buscando, no podemos hacer nada hasta el momento”, refirió.

Estamos viviendo en diferentes lugares, ya tiene conocimiento el Ministerio Público, la Secretaría de Gobierno, pero nosotros estamos desplazados, por lo que pedimos los desarmen, nosotros hemos sufrido agresiones, nos sacaron a disparos y nos amenazaron de muerte”, abundó.

Asimismo, señalan como líderes de Los Petules a Pedro y Jacinto López Sántiz, Alfonso Sántiz Gómez, Agustín Sántiz López, “ellos son Los Petules, no hemos hecho nada por el momento, pero estamos planeando acciones.

Tememos por nuestras vidas, tenemos amenazas de muerte y se quedaron con todas nuestras pertenencias, el ganado que teníamos ya lo están vendiendo en las carnicerías, por eso urge que las autoridades los desarmen, además que ninguna policía nos está cuidando”, concluyó.

Óscar Gómez | El Heraldo de Chiapas