:)

Inteligencia Artificial

Las lluvias aumentaron con el bombardeo de las nubes en Chihuahua

El proyecto de estimulación de lluvias para combatir efectos de sequía logra una efectividad de 98%

Published

on

Foto: Sader

CHIHUAHUA, Chihuahua. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a través de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y con el apoyo de la Fuerza Aérea Mexicana, logra superar en 40 por ciento las predicciones de lluvia con la aplicación de la aspersión del reactivo Rainmate o bombardeo de nubes en la entidad.

Con ello, en Chihuahua se ha medido una precipitación acumulada de mil 614.02 hectómetros cúbicos en los 22 vuelos realizados hasta la fecha, de los 26 que se han programado.

La lluvia acumulada dentro del programa coloca a Chihuahua como la segunda entidad con mejores resultados, por debajo de Sinaloa, donde se han registrado tres mil 740.22 hectómetros, donde se han realizado 26 vuelos.

Lee: El bombardeo de nubes provocó lluvias que apagaron incendios en Sonora, Chihuahua y Sinaloa

En otras entidades donde también se aplica el programa de bombardeo de nubes, se ha logrado avances como en Sonora, con mil 016.71 hectómetros cúbicos y 14 vuelos; mientras que en Coahuila y Zacatecas se han acumulado 299.50 en 10 eventos.

Agricultura destacó que los primeros resultados al comparar los “excesos de lluvia” provocados por la aplicación del reactivo, muestran incrementos mayores a los estimados al inicio de la temporada, que fueron de 20 por ciento.

Así, los “excesos de lluvia” han sido superiores a 40 por ciento en Chihuahua, con base en la comparación entre los valores predichos por el equipo de meteorología y los valores registrados en los pluviómetros instalados con el fin de hacer una contabilidad.

Detalló que en el conjunto nacional, el proyecto de estimulación de lluvias para combatir efectos de sequía logra efectividad de 98 por ciento, con el registro de lluvia en 71 de los 72 vuelos realizados a nivel nacional.

Destacó que el principal impacto que se tiene sobre la población objetivo, que comprende ocho millones de hectáreas, es el aumento de cobertura vegetal, pues ya se observan matorrales y pastizales que servirán para la ganadería extensiva.

Inició en junio en los estados de Chihuahua, Sinaloa y Sonora; y un mes después, el proyecto se amplió a los estados de Coahuila, Zacatecas y Durango, que también han registrado afectaciones por la sequía que afectó principalmente al norte del país.

De acuerdo con el reporte de la Conaza, los vuelos de estimulación de lluvia están llegando al número programado para una temporada de sequía, del que falta programar cuatro vuelos más para Chihuahua, para completar el total de los 26 estimados.

Lee: Bombardean con moléculas de yoduro de plata las nubes para que llueva en Coahuila y Zacatecas

Entre los beneficios de la estimulación de lluvias, ha generado un impacto positivo para la agricultura de temporal, el arbolado y los cuerpos de agua, aunado al aumento en los niveles de almacenamiento de las presas contempladas en los polígonos de estimulación.

Además, ha contribuido al combate de los incendios forestales en tres entidades del país, pues al inicio del proyecto en Chihuahua –en junio pasado- había 25 incendios que requerían atención prioritaria, de los cuales tres se ubicaban en Áreas Naturales Protegidas, mismos que se extinguieron en un lapso de 10 días.

Los incendios en Chihuahua, además de otros que se presentaron en los estados de Sonora y Sinaloa, se apagaron en la tercera semana de junio gracias a la estimulación de las nubes para propiciar las lluvias.

La dependencia federal explicó que el proyecto consiste en liberar moléculas de yoduro de plata en las nubes para precipitar la lluvia y de esta manera ayudar a que las presas y las cuencas reciban el líquido, con el objetivo de recuperar la humedad del suelo para propiciar el crecimiento de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y de una forma colateral se esperan escurrimientos a las presas, con lo cual se beneficiará a un mayor número de productores agrícolas.

La Fuerza Aérea Mexicana aportó al proyecto dos aviones King Air 350i, con capacidad de reacción inmediata para las condiciones de operación que se requieren, además se cuenta con pilotos experimentados.

La planeación y programación de este tipo de vuelos se lleva a cabo a partir del análisis de las condiciones meteorológicas -por parte de meteorólogos de ambas dependencias- sustentadas con información obtenida mediante aplicaciones móviles e imágenes satelitales

Paloma Sánchez | El Heraldo de Chihuahua