:)

Guanajuato

El Grito de Dolores es Patrimonio Cultural Intangible de Guanajuato

En los festejos de los 200 años de la Consumación de la Independencia de México, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo emite el decreto

Published

on

Foto: Cortesía

DOLORES HIDALGO, Guanajuato. El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo emitió el decreto gubernativo que otorga el Grito de Dolores como Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Guanajuato.

En gira de trabajo por este municipio y en el marco de la Conmemoración de los 200 años de la Consumación de la Independencia Nacional, sembró un nieto del Árbol de la Noche Triste, entregó la rehabilitación de la Parroquia de Dolores y tomó protesta a la Directiva del Clúster de la Cerámica y la Alfarería de Guanajuato A.C.

Como parte de la Conmemoración del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México, en sesión solemne de ayuntamiento, el gobernador y presidente de la Comisión de Conmemoraciones 2021, firmó el Decreto Gubernativo número 91, en el que se declara la ceremonia del Grito de Dolores Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Guanajuato, como expresión de cultura tradicional y popular, por lo que se declara de interés público la salvaguarda de dicha ceremonia.

Lee: Guanajuato es bastión en la lucha por un México mejor: Diego Sinhue Rodríguez Vallejo

“Guanajuato ha sido, es y seguirá siendo protagonista de la historia nacional; seguiremos estando presentes en los momentos clave de nuestra patria. Desde aquí, seguiremos trabajado en favor de la unidad nacional, defendiendo y promoviendo los valores que nos unen como mexicanos”, expresó Rodríguez Vallejo.

Aseguró que seguirán trabajando para que el país siga adelante en su desarrollo. “Desde Guanajuato mantendremos siempre encendida la llama del amor por nuestra nación, los anhelos de libertad y de una mejor calidad de vida, para todas y todos. Porque aquí nació México, y porque Guanajuato es la grandeza de México”, aseveró.

Este Decreto, explicó, respalda una celebración cívica que es parte central de la identidad nacional, donde se enciende el orgullo y el sentimiento patriótico de los mexicanos como una nación libre y soberana, y desde Guanajuato se honra la memoria de los héroes nacionales que dieron patria y libertad.

“Desde Guanajuato, el ¡Viva México! se oye más fuerte, porque es la Cuna de la Independencia Nacional”, resaltó.

Como parte de la propia conmemoración de los 200 años de la Consumación de la Independencia de México, el gobernador de Guanajuato, junto con integrantes del ayuntamiento de Dolores Hidalgo y otros funcionarios estatales, plantaron un ahuehuete en el Megaparque Bicentenario de Dolores Hidalgo.

Este árbol desciende del ahuehuete que se localiza en la Plaza del Grande Hidalgo, plantado en 1921, con motivo del Centenario de la Consumación de la Independencia Nacional; es hijo del árbol conocido como el de la “Noche Triste”, que, según la historia, atestiguó el llanto de Hernán Cortés al aceptar su derrota ante el pueblo Mexica en 1520.

Además, el mandatario estatal entregó las obras de restauración de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. Se hicieron intervenciones en la azotea, en la cubierta y fachada posterior del templo.

Lee: Diego Sinhue Rodríguez blinda el patrimonio cultural de Guanajuato del crimen

En estas acciones se invirtieron más de 895 mil pesos, a través de la Subsecretaría de Edificación y Proyectos Especiales, de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad (SICOM), además de la Dirección de Conservación del Instituto Estatal de la Cultura, que trabajó en la restauración y conservación del recinto.

Así, se benefician de manera directa más de 148 mil personas, y se conserva el Patrimonio Cultural de México, pues este templo fue el lugar donde el cura Miguel Hidalgo y Costilla dio el Grito de Dolores, con el que dio inicio la Guerra de Independencia de México en septiembre de 1810.

Rodríguez Vallejo se comprometió a continuar las acciones de mantenimiento del inmueble hacia las festividades patrias de septiembre próximo, así como a donar una réplica de la campana original con que se diera el Grito de Dolores.