:)

Política

El desabasto de medicamentos para pacientes con cáncer deja 170 mil muertes en México

Entre 2019 y 2020 al día perdieron la vida 233 personas

Published

on

Foto: Archivo

GUADALAJARA, Jalisco. En los dos últimos años, el desabasto de medicamentos para pacientes con cáncer dejó casi 170 mil muertes en México, debido a las acciones aplicadas por el gobierno federal, de acuerdo con organizaciones civiles.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre 2019 y 2020 perdieron la vida 233 personas por día, aunque la cifra podría ser mayor tomando en cuentas que en 2020, con la pandemia Covid-19, hubo modificaciones en la causa de mortandad.

En redes sociales, organizaciones como Nariz Roja consideraron que se trata de una “lamentable tragedia que no termina”, que la enfermedad no es culpa de nadie, pero no atenderla sí, y que falta voluntad y humanismo.

Lee: La FGR investiga un robo raro de medicamentos contra el cáncer: AMLO

Entre las acciones que la federación ha tomado, que afectaron a gran parte de los pacientes, fue el desabasto de medicamentos, eliminación del Seguro Popular, quitar el fondo de gastos catastróficos, la falta de campañas de detección temprana y de radioterapias por falta de equipos.

En el 2019, de acuerdo con el Inegi, la tasa de defunción por sexo y en la edad de 0 a 9 años fue en hombres 4.48 por ciento por cada 100 mil habitantes, y en mujeres de 3.71, mientras que la edad de 10 a 19 años, en varones fue de 7.12 y en las féminas de 4.83 por ciento.

Los principales tumores en niñas, niños y adolescentes son tejidos linfoides, hematopoyéticos o tejidos relacionados, sistema nervioso, hueso o cartílago, tejido conectivo y blando y órganos digestivos.

Mientras que la principal causa de muerte en las niñas y niños de 0 a 14 años es Leucemia, tumor maligno de las meninges, del encéfalo y de otras partes del sistema nervioso central, tumor maligno del hígado y de las vías biliares intrahepáticas, linfoma no Hodgkin y por otras causas de tumores malignos.

Isaura López | El Occidental