:)

El Extranjero

Censuran en el Golfo Pérsico la nueva moda de tomar café en biberón

La moda de ingerir café en biberón comenzó en Einstein Café, una elegante cadena de postres con sucursales en el Golfo Pérsico

Published

on

Se popularizó la tendencia en las redes sociales. / Foto: Cortesía

Las cafetería de varios estados del Golfo Pérsico comenzaron a vender café y otras bebidas frías en biberones o mamilas, lo que dio inicio a una nueva tendencia que ha provocado entre entusiasmo, confusión y reacciones de prohibición por parte de la autoridades.

La moda comenzó en Einstein Café, una elegante cadena de postres con sucursales en toda esa región, desde Dubái pasando por Kuwait y hasta Bahréin.

En lugar de vasos de cartón ordinarios, el café, inspirado en imágenes de botellas de aspecto moderno compartidas en las redes sociales, decidió servir sus espesas bebidas lechosas en biberones de plástico.

Lee: Los productores de café quieren que Córdoba sea sede del concurso la Taza de Excelencia

Aunque los productos de temática infantil no eran una novedad para la franquicia –un batido con cerelac, el cereal de arroz para los bebés, es uno de sus productos de mayor venta– el entusiasmo sin precedentes que han generado los biberones ha provocado cierto desconcierto.

El estrés y la ansiedad provocados por la pandemia de coronavirus o Covid-19 parecen haber encontrado una descarga en esta insólita nueva tendencia, que todos los días de extiende a más país.

“Todos querían comprarlo, la gente llamaba todo el día, decía que vendría con sus amigos, con su padre y su madre”, dijo Younes Molla, gerente general de la franquicia Einstein en Emiratos Árabes Unidos a la agencia estadounidense The Associated Press.

“Después de tantos meses con todas las dificultades, la gente toma fotos, se divierte, recuerda la infancia”, resaltó Molla.

Las largas filas atestaron las cafeterías Einstein en todo el golfo. Gente de todas las edades hacían fila en las aceras a la espera de succionar café de un biberón de plástico. Algunos incluso llevaban sus biberones a otros cafés y rogaban a los meseros desconcertados que los llenaran.

Las imágenes de biberones llenos de caleidoscopios coloridos de bebidas atrajeron miles de me gusta en Instagram y rebotaron en la popular aplicación de redes sociales como TikTok. ¿Una cura para la incertidumbre del mundo? ¿Una respuesta a algún instinto primordial? De cualquier manera, nació una tendencia.

Pero los detractores tomaron nota, y los bebedores de biberones y sus proveedores enfrentaron una andanada de comentarios negativos.

Lee: Los caficultores de Chiapas están al borde del colapso por los bajos precios y la crisis de Covid-19


“La gente estaba furiosa, decía cosas horribles, que éramos una ‘aeb’ (vergüenza) al islam y la cultura musulmana”, dijo Molla.

La semana pasada, la ira llegó a los más altos niveles de gobierno. La represión no se hizo esperar. Inspectores irrumpieron en los cafés y aplicaron multas.

“El uso indiscriminado de los biberones no solo es contrario a la cultura y tradiciones locales”, dijo el gobierno, “sino que el mal uso del biberón durante el llenado podría contribuir a la transmisión del Covid-19”, en una aparente referencia a quienes trajeron sus botellas usadas a otros cafés.

Las autoridades habían sido “alertadas sobre la práctica negativa y sus riesgos por parte de los usuarios de las redes sociales”.

La reacción también vino de Kuwait, donde el gobierno cerró temporalmente el Einstein Café, y de Bahréin, donde el Ministerio de Comercio envió policías armados con cámaras en vivo a los cafés y advirtió a todos los establecimientos de comida que servir bebidas en biberones “viola las costumbres y tradiciones de Bahrein”.

Omán instó a los ciudadanos a informar los avistamientos de biberones a la línea directa de la Autoridad de Protección al Consumidor. Los usuarios de Twitter y personalidades de los medios de comunicación sauditas condenaron la tendencia en los términos más duros.

Y el popular sitio web de noticias Mujaz al-Akhbar se lamentó de que las “hijas del reino han sufrido una pérdida de modestia y religión”.

No es la primera vez que los guardianes de las costumbres locales en los países del Golfo Pérsico han centrado su ira en los fenómenos de las redes sociales.

Las leyes vagas en toda la región otorgan a las autoridades un amplio poder para erradicar la inmoralidad pública y la indecencia. Los oficiales emiratíes la primavera pasada, por ejemplo, arrestaron a un joven expatriado por publicar un video en TikTok en el que estornudaba en un billete, acusándolo de “dañar” la reputación de los Emiratos Árabes Unidos y sus instituciones.