:)

Incorruptibles

El alcalde de Comondú (Baja California Sur) pretende vender lotes de la isla Magdalena

COMONDÚ, Baja California Sur. Los habitantes de la Isla Magdalena no vamos a permitir que el ayuntamiento de Comondú venda tierras que durante décadas hemos tenido en posesión, señaló el presidente de la Cooperativa Bahía Magdalena, David Romero Castro.

Published

on

COMONDÚ, Baja California Sur. Los habitantes de la Isla Magdalena no vamos a permitir que el ayuntamiento de Comondú venda tierras que durante décadas hemos tenido en posesión, señaló el presidente de la Cooperativa Bahía Magdalena, David Romero Castro.

Lo anterior, luego de que el alcalde Walter Valenzuela Acosta llegara a la isla el martes pasado para recorrer Punta Belcher, sitio donde se ubica el terreno que desea poner en venta para llegar a recursos que le permitan resolver problemas financieros de la comuna.

Aunque los pescadores no sabían de esta visita del edil, al enterarse se trasladaron al sitio para encararlo, en un ríspido encuentro en el que le manifestaron su rechazo a esta posible venta, por lo que este viernes 5 de marzo se reunirán para tratar el asunto.

El terreno en cuestión abarca 135 hectáreas que en 1973 fue entregado por el gobierno federal al estatal para crear un pueblo para los pescadores que en esa época estaban asentados en varios campos pesqueros, y un pueblo para la minera Roca Fosfórica Mexicana, (ROFOMEX), debido a la existencia de grandes recursos de magnesita y fosforita en la región. Vestigios del muelle de esta minera aún se pueden observar en la Isla.

Lee: La pandemia de Covid-19 impulsa las botanas “con chilito”, un pequeño negocio de Hermosillo

El predio fue solicitado por el gobierno del entonces territorio de Baja California Sur y el presidente Luis Echeverría accedió a entregarlo, publicando el decreto respectivo en el Diario Oficial de la Federación el 27 de noviembre de 1973.

El párrafo Tercero de este decreto señala que para la debida planeación de la creación del fundo legal del poblado Punta Belcher municipio de Comondú, el fraccionamiento de los terrenos cedidos deberá hacerse de acuerdo con los estudios y proyectos funcionales del desarrollo Urbano que apruebe el Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización así como el reglamento que esta misma dependencia formule para tal fin.

El párrafo Quinto señala que se concede un plazo de cinco años a partir de la expedición del reglamento para la regularización y adquisición de los lotes que resulten del fraccionamiento, dominio de la nación.

El fraccionamiento nunca se llevó a cabo por el gobierno del estado atendiendo el reglamento que para tal fin se publicó en 1977, por lo que en 1999 la Secretaría de la Reforma Agraria informó al estado sobre el incumplimiento de lo establecido, sobre todo sobre la reversión del procedimiento con la que estos terrenos regresarían al dominio de la Nación, luego de 25 años.

Ese mismo año, el gobierno del estado respondió a la federación que cumpliría con lo estipulado en el decreto creando el Fondo Legal, para lo cual entregó el terreno al municipio de Comondú, pero lo hizo solo de forma administrativa; el decreto respectivo nunca se publicó en el Boletín Oficial.

Por lo anterior, estas 135 hectáreas de la isla se encuentran en un limbo jurídico, una vez que de acuerdo al decreto, la Secretaría de la Reforma Agraria (hoy SEDATU) debió haber iniciado un procedimiento para que esos terrenos regresen al dominio de la nación.

Con todo y lo anterior, una fracción de entre 8 y 9 hectáreas de estos terrenos, forman parte del inventario inmobiliario del gobierno del estado; el resto de la superficie se entregó al municipio pero de manera administrativa, es decir nunca se publicó la cesión en el boletín oficial.

Pero el alcalde Walter Valenzuela no es el único que ha intentado vender estas tierras para solventar gastos del ayuntamiento; sus antecesores en el cargo Alfredo Martínez Córdova, Marcos Covarrubias y Joel Villegas también lo intentaron, aunque debido a la incertidumbre jurídica las ventas no se concretaron.

Lee: Las restricciones a las productoras privadas electricidad frenan el arribo de inversiones a Tijuana

Hasta donde se sabe, en Punta Belcher, solo hay antecedente de una enajenación de tierras en 2018, cuando la Secretaría de Hacienda vendió un terreno a un particular en un millón 331 pesos.

Siendo alcalde Venustiano Pérez, 75 por ciento del predio que representa poco más de 101 hectáreas, fue embargado por el Sistema de Administración Tributaria, debido a adeudos de impuestos del municipio con la hacienda pública federal.

Al ayuntamiento le quedaron poco más de 33 hectáreas y son las que el alcalde Walter Valenzuela pretende vender.

Sin embargo, el 7 de diciembre de 2016 se publicó el decreto por el que se declara Área Natural Protegida (ANP), con el carácter de Reserva de la Biosfera, la región conocida como “Islas del Pacífico de la Península de Baja California” que comprende 21 islas y 97 islotes de jurisdicción federal, entre los que se incluyó a la Isla Magdalena.

Con ello, correspondería a la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas encabezar la regularización de los terrenos que en la actualidad tienen ocupados los pescadores y la aplicación del Plan de Manejo en el resto de la Isla.

De acuerdo a este documento, los terrenos que pretenden vender el alcalde y los que pasaron al SAT forman parte de la Zona de Amortiguamiento del ANP, donde no se permite la construcción de infraestructura; es decir, en el caso de que alguien los adquiriera, sería solo con fines de conservación.