:)

Negocios

La reforma al Banxico no daña su autonomía, asegura Banco Azteca

La reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) no viola la autonomía del instituto central y sólo busca resolver un problema que los “bancos grandotes” no atender quieren, consideró Alejandro Valenzuela, director general de Banco Azteca.

Published

on

La reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) no viola la autonomía del instituto central y sólo busca resolver un problema que los “bancos grandotes” no atender quieren, consideró Alejandro Valenzuela, director general de Banco Azteca.

En entrevista, descartó que la reforma beneficie a Banco Azteca, pues al contrario, le quitará clientes porque las personas podrán enviar y recibir dólares del exterior mediante la infraestructura del Banco del Bienestar.

Recordó que como director general de Banorte, en 2008 propuso atender la intermediación de la banca mexicana por parte de los bancos norteamericanos.

“Esto es, nos estaban obligando a no solamente tener medidas mucho más restrictivas en términos de lavado de dinero, de medidas contra el financiamiento al terrorismo y asegurarnos de que los dólares físicos que recibieron, pues no tuvieran una mancha de sangre en ellos”, manifestó.

Lee: Estados exigen declaratoria de emergencia por sequía en presas

Alejandro Valenzuela señaló que al pasado del tiempo, el problema se agudizó “y menos corresponsales estadounidenses querían tratar con bancos mexicanos”.

Consideró que la Ley Banxico está mal concebida desde su análisis, pues los bancos estadounidenses le cierran la puerta a las instituciones financieras mexicanas para prevenir el lavado de dinero.

Subrayó también que “nadie en su espíritu pensó en pegarle al autonomía del Banco de México. Yo fui funcionario de Banxico muchos años y si algo me da orgullo y me genera esa enorme satisfacción es que México tenga un Banco de México independiente”, expresó.

Además, abundó, una política monetaria independiente que además ataca uno de los principales problemas que tuvo México durante muchos años, que es la sobreinflación.

“Pero a la vez tenemos un problema en el manejo de dólares con Estados Unidos. Ellos imprimen esos dólares, salen de Estados Unidos y no los aceptan de regreso”, dijo.

Por ello, consideró necesario establecer “qué dólares sí pueden regresar y qué dólares no pueden regresar”.

Lee: Ricardo Sheffield deja la Profeco para contender por la alcaldía de León

Aclaró que la banca extranjera con presencia en el país, como Citibanamex, HSBC o BBVA, no tiene problemas porque cuentan con filiales en el extranjero y pueden intercambiar dólares.

A los bancos más grandes no les interesaba el tema porque los agricultores o la gente de bajos recursos no son sus clientes.

El banquero destacó que durante la pandemia, los mexicanos en condición de actualización muestran una alta capacidad de adaptabilidad para salir adelante de la crisis.

“Se creó una actividad económica muy importante como consecuencia de la crisis y lo interesante de todo esto es que llegó para quedarse”, agregó.