:)

Baja California

La ONU ya no quiere basura electrónica en Baja California

Anualmente se generan en el estado 30 mil toneladas de residuos electrónicos, con graves problemas para la salud y el ambiente de Baja California

Published

on

basura electrónica

TIJUANA, Baja California. Los teléfonos móviles, computadoras de escritorio, laptops, ratones alámbricos e inalámbricos, memorias USB, radios y televisores que los bajacalifornianos ya no quieren en sus hogares, forman una montaña de 30 mil toneladas de basura electrónica cada año que se acumula en la ciudad fronteriza de Tijuana.

Es por eso que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) arrancarán un programa piloto para el manejo de los residuos electrónicos en la entidad.

José Carmelo Zavala Álvarez, subsecretario de Desarrollo Sustentable del Estado, explicó que una de las preocupaciones principales en Baja California es la generación de gases tóxicos que emiten este tipo de residuos, tal como los contaminantes orgánicos persistentes.

“En Baja California se generan aproximadamente 30 mil toneladas de residuos electrónicos al año, sin que hoy tengamos claro su efecto multiplicador y daños a la salud por la mezcla con Residuos Sólidos Urbanos (RSU) o el manejo inadecuado al reciclarlos, por ejemplo, la recuperación de cobre quemando cable y exponiéndose a tóxicos peligrosos”, precisó.

Destacó que uno de los factores que generó más basura electrónica en el estado fue la inutilidad de los aparatos análogos, cuando la señal televisiva transitó al formato digital durante el llamado “apagón analógico”. Tijuana fue la primera ciudad en todo México que adoptó el sistema que dejó inservibles miles de televisores, en 2013.

Ver: Estudiantes recogen media tonelada de plásticos y basura en playa de Sonora

Los televisores de cinescopio que estaban quedando en desuso y desechándose contenían materiales peligrosos y debían manejarse con precaución, sin embargo, no fue así en muchos de los casos, dijo.

“De los 40 millones de televisores que existían en el país se intentaron cambiar 10 millones, sin considerar el intercambio desde el inicio del programa”, indicó el funcionario.

Después del apagón analógico, que mandó millones de televisores viejos a la basura, la Semarnat recuperó alrededor de 300 mil.

El plan piloto para manejar los residuos electrónicos se financiará con recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, implementado por el PNUD, y será ejecutado por la Semarnat y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

El programa iniciará este 2020 y sus avances se evaluarán en conjunto por parte del programa de la ONU, la Semarnat y el gobierno de Baja California.

Por Korina Sanchez S.