:)

Seguridad

En dos semanas reactivan un proyecto para detectar sismos y tsunamis en la costa del Pacífico mexicano

ACAPULCO, Guerrero. Debido a la pandemia por Covid-19, la tercera etapa del Proyecto Evaluación de Peligros de Grandes Terremotos y Tsunamis en la Costa del Pacífico Mexicano para la mitigación de Desastres está parada pero en dos semanas más se reactivarían los trabajos.

Published

on

ACAPULCO, Guerrero. Debido a la pandemia por Covid-19, la tercera etapa del Proyecto Evaluación de Peligros de Grandes Terremotos y Tsunamis en la Costa del Pacífico Mexicano para la mitigación de Desastres está parada pero en dos semanas más se reactivarían los trabajos.

El secretario de Protección Civil de Guerrero, Marco César Mayares Salvador, dio a conocer que se colocó una red de sismogeodésica en tierra y mar en la costa del municipio de Zihuatanejo, Guerrero, para medir la dimensión de las olas y para hacer mapeos y conocer el piso oceánico.

Además, abundó, permitirá generar modelos computacionales de terremotos y tsunamis para hace un cálculo del peligro que representa.

Recordó que este proyecto está a cargo de las universidades de Kyoto y de Tohoku, de Japón, y la Nacional Autónoma de México (UNAM), así como del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y Protección Civil de Guerrero.

Lee: Reabre zona arqueológica de Teotihuacán con aforo de 30 por ciento

Destacó que este mapeo también ayudará a conocer la cantidad de población que pudiera presentar una situación de riesgo ante eventos naturales como los que se estudian.

Aunque dijo desconocer el número preciso de sensores colocados, Mayares Salvador señaló que como parte del proyecto ya se concluyó con el mapeo y se va a digitalizar para hacer más fácil el manejo de datos y evaluar los riesgos de los asentamientos en la costa.

Mencionó que Protección Civil del estado participa en la capacitación y difusión de las medidas que se tienen que aplicar en la zona.

El proyecto sobre detección de sismos y tsunamis, que se trabaja desde hace cuatro años, sólo se aplica por el momento en la costa del municipio de Zihuatanejo, donde se invierten casi 80 millones de pesos.

Como parte del proyecto, las instancias participantes trabajaron en difundir información sobre los tsunamis, incluidos simulacros en escuelas y comunidades.