:)

Guanajuato

La 4T da “migajas” para rehabilitar la Refinería de Salamanca

En el ejercicio 2019, sólo se llevaron a cabo cuatro reparaciones mayores en la refinería de Salamanca

Published

on

A pesar de que estaba contemplada en el Plan de rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación. / Foto: José Almanza

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que a pesar de que la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor de Salamanca tenía una inversión autorizada de más de mil 490 millones de pesos para realizar cuatro reparaciones mayores, sólo fueron invertidos poco más de 206 millones de pesos, lo cual “repercutió negativamente en la confiabilidad operacional, disponibilidad de las plantas, y cadena de valor”.

Durante 2019, la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor de Salamanca fue contemplada dentro del programa de rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación, con el objetivo de aumentar “la oferta nacional de combustibles para satisfacer la creciente demanda de la economía mexicana”, se lee en el documento de la ASF.

No obstante, la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer lo siguiente en su más reciente informe: “Para la Refinería de Salamanca, con capacidad de producción de 220.0 Mbd (millones de barriles diarios), en 2019, se utilizó 42.1 por ciento (92.7 Mbd).

Lee: Debemos promover la generación de energías renovables y no refinerías: Diego Sinhue Rodríguez

En el Plan de Rehabilitación se observó que sería intervenida en dos etapas, para que a fines del 2019 pudiera producir al 75.0 por ciento de su capacidad. No obstante, en el ejercicio 2019, sólo se llevaron a cabo cuatro reparaciones mayores y del presupuesto aprobado por 1,490,548.7 miles de pesos para dos proyectos de inversión, relacionados con el mantenimiento de la Refinería, se tuvo una reducción del 86.1 por ciento, al ejercer 206,481.8 miles de pesos; lo que repercutió negativamente en la confiablidad (sic) operacional, disponibilidad de las plantas, y cadena de valor de PTRI” (sic), dio cuenta la Auditoría Superior de la Federación.

Pero no sólo eso: la Auditoría Superior de la Federación identificó que las plantas hidrodesulfuradora (U-1), la desparafinadora de lubricantes (1 LG), la alcohol isopropílico (IPA) y la recuperadora de Azufre No. 3 (SRU2), así como las calderas CB-4, CB-7 y LH-B5 y turbogeneradores TC-2N y TG-3N, se encontraban fuera de operación al momento de la auditoría, ya que requerían reparaciones mayores.

Tampoco se documentó la reprogramación de 232 mantenimientos correctivos no realizados en 2019, ni su repercusión en el proceso productivo de la Refinería.

También, la Auditoría Superior de la Federación detectó que de los diferentes tipos de crudo para el Sistema Nacional de Refinación, en promedio en los meses de julio y diciembre, Pemex Exploración y Producción no facturó a Pemex Transformación Industrial un total de 190.4 millones de barriles diarios, mientras que en agosto se facturaron 67.5 millones de barriles diarios de más, sin que hubiera información al respecto.

La Refinería de Salamanca forma parte del Sistema Nacional de Refinación, conformado también por las refinerías de propiedad de Pemex Transformación Industrial de Salina Cruz, Tula, Minatitlán, Cadereyta y Madero y que en conjunto tienen una capacidad instalada de producción de productos petrolíferos de mil 615 millones de barriles diarios, pero que en 2019 se utilizó sólo el 38.7 por ciento, pues la Base de Datos Institucional reportó una producción de 625.6 millones de barriles diarios

En julio de 2019, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador visitó la Refinería de Salamanca y ahí le informaron que ya llevaba un avance real de 67 por ciento de su rehabilitación, pero la ASF determinó que ese año hubo varias plantas que estuvieron fuera de operación por necesitar reparaciones mayores.

Lee: Las refinerías contaminan, porque las dejaron hechas chatarra: AMLO

Esto se se debió a la escasa producción de petrolíferos en el Sistema Nacional de Refinación ocasionada principalmente por el aumento en la cantidad de paros, bajo desempeño de las plantas hidrodesulfuradoras de gasolina y destilados intermedios, fallas en las plantas catalíticas y reformadoras de Naftas y por el mantenimiento insuficiente en las refinerías, reportó la ASF.

La rehabilitación que no se dio

Fue el 15 de julio de 2019 cuando el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, visitó la Refinería de Salamanca, en donde realizó una visita de supervisión e la rehabilitación de dicho complejo y ese día resaltó la importancia de recuperar la producción de las seis refinerías en México para lograr la autosuficiencia energética en el país.

“Este plan de rehabilitación de las refinerías es estratégico, porque tiene varios fines. El primero es que le demos valor agregado a nuestro crudo y ya no sigamos comprando gasolinas en el extranjero”, destacó.

Ese mismo día, Rocío Nahle, secretaria de Energía, informó que la rehabilitación de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor de Salamanca llevaba un avance real del 67 por ciento y que se han concluido 10 de 15 reparaciones mayores.

Oscar Reyes |Organización Editorial Mexicana