:)

Baja California

Escasez de agua potable es caldo de cultivo para el coronavirus en Ensenada

Es en las colonias populares, ubicadas en la periferia del municipio, donde más falta el agua

Published

on

Escasez de agua Covid-19
La colonia Popular 1989 es una de las que tiene mayores problemas de abasto de agua. Crédito: Rogelio Morales /CUARTOSCURO

TIJUANA, Baja California. Uno de los factores que influye para que en el puerto de Ensenada continúen los contagios de Covid-19 es la falta de acceso al servicio de agua potable, reveló un análisis de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

Ensenada es el municipio de Baja California con más casos confirmados (mil 500) de coronavirus por cada 100 mil habitantes, de acuerdo a la Secretaría de Salud estatal. 

El análisis denominado “Vulnerabilidad social ante el Covid-19”, explica que el acceso a agua potable en la vivienda es un servicio necesario para mantener adecuadas medidas de higiene en la prevención al contagio del coronavirus, sin embargo, hay quienes no cuentan con este recurso.

Es en las colonias populares, ubicadas en la periferia del municipio, donde falta acceso al agua.   

Lee: Les piden lavarse las manos vs Covid-19… pero no tienen agua en San Miguel de Allende

El estudio alerta que parte de la muestra de la población para el análisis está integrada 100 familias con problemas de abasto de agua potable en la colonia Popular 1989. En ese sentido, El Colef propone el apoyo de especialistas en trabajo social para facilitar el acceso a material de protección y ejecutar acciones como la distribución de agua potable a través de camiones cisterna, necesarias para prevenir el contagio de coronavirus.

Baja California tiene más de 2 mil 500 muertes por Covid-19 y más de 13 mil contagios contabilizados hasta julio. 

En abril, el epicentro de la pandemia en la entidad fronteriza era Tijuana, sin embargo, los contagios aumentaron en Ensenada desde mayo.

El puerto fue el primer municipio de Baja California en tomar medidas para prevenir contagios, tal como las restricciones en el horario para transitar por motivos no esenciales.

Fue el 28 de marzo cuando Armando Ayala Robles, presidente municipal de Ensenada, anunció que las restricciones vehiculares también formaban parte de los cuidados a la población, para evitar los contagios de coronavirus.

Lee: Ni Jaime Bonilla Valdez ni el Covid-19 impidieron la boda de un funcionario en Ensenada

Necesarias, campañas en comunidades

Una vez identificadas las colonias con mayor vulnerabilidad social y su ubicación en el espacio urbano de Ensenada, El Colef sugiere varias medidas para contrarrestar las afectaciones en la población.

La primera es la creación de brigadas comunitarias de prevención y seguimiento al coronavirus y de enlace con las autoridades de salud y otras organizaciones académicas y sociales activas en la protección a la salud.

También la creación y capacitación de promotoras, lo que permitirá una presencia constante reforzando las acciones preventivas para evitar contagios comunitarios y facilitará la identificación de situaciones urgentes en las comunidades.

Lee: Estadounidenses buscan refugio en Ensenada por la crisis del Covid-19

“La fácil transmisión del virus SARS-CoV2 nos obliga a ir más allá de las campañas masivas de información a través del trabajo de las brigadas y las promotoras en esas colonias. Obliga también a ser inclusivos en las campañas para prevenir el contagio comunitario y atender a las comunidades vulnerables”, concluye el estudio sobre la situación en Ensenada.