:)

Negocios

Más de la mitad de armadoras de autos en México paran motores por desabasto de gas

De las 24 plantas armadoras automotrices que tiene México, 13 tuvieron que reducir o parar su producción debido al desabasto de gas natural proveniente de Texas.

Published

on

De las 24 plantas armadoras automotrices que tiene México, 13 tuvieron que reducir o parar su producción debido al desabasto de gas natural proveniente de Texas.

Hasta este viernes, Volkswagen, Audi, Mazda, Ford, General Motors, Kia, Toyota, Honda, Nissan y BMW reportaron paros técnicos ante la escasez del combustible y los cortes de electricidad en el norte del país.

Honda efectuó un paro técnico desde el miércoles, lo que la llevó a detener la producción de 400 unidades al día, hasta el 20 de febrero, de acuerdo con datos de la Dirección de Desarrollo Económico de Guanajuato.

Nissan adelantó a febrero algunos paros programados para marzo, con lo que detendrá la mitad de su producción en sus plantas armadoras 1 y 2 en Aguascalientes.

Lee: Guanajuato necesita abasto de gas natural para que continúe la industria: Mauricio Usabiaga Díaz

La empresa detalló que en Nissan 1 la afectación sería a 20 por ciento de la producción, aunque en la fábrica 2, donde se elaboran 588 Sentras al día, la disminución será de 50 por ciento.

Toyota también tuvo afectaciones en dos plantas, las de Baja California y Guanajuato, relacionadas con el suministro de partes y la disponibilidad de gas natural, por lo que realizó paro técnicos sin especificar el tiempo.

A su vez, Ford suspendió desde el jueves en varias plantas de la región de América del norte, incluyendo la ubicada en Hermosillo, Sonora, mientras que Audi hizo paros en Puebla en el tercer turno del miércoles y el primero del jueves.

General Motors dijo que su complejo de Silao, Guanajuato, detuvo sus operaciones desde la noche del 16 de febrero y que las reanudarán una vez que el abasto de gas se restablezca a un óptimo nivel, mismo caso que se repitió para la planta de Ramos Arizpe, en Coahuila.

Volkswagen informó que a fin de disminuir el consumo de gas natural, detuvo la producción de su modelo Jetta los días jueves 18 y viernes 19 de febrero, y la producción de Golf este viernes 19 de febrero.

La planta de Kia Motors en Pesquería, Nuevo León, se declaró en paro técnico en ambos turnos de este jueves y viernes ante la falta de gas natural y los apagones registrados en el norte del país.

La japonesa Mazda paró sus actividades armadoras desde el martes 17 de febrero y reanudará su producción hasta el 20 de febrero, mientras que la planta de BMW en San Luis Potosí modificó su esquema de trabajo para reprogramar temporalmente la producción en algunos de sus procesos.

Lee: La industria en Nuevo León vive una crisis energética por la falta de gas natural: Caintra

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) dijo que debido a la medida de suministro de gas emitida por el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), a partir del 16 de febrero y hasta nuevo aviso, los consumidores de gas han tenido que reducir su consumo entre 20 y 30 por ciento, lo que ha llevado a 10 marcas a programar paros técnicos.

“Sabemos que se trata de una situación coyuntural por condiciones climáticas y esperamos que el servicio energético pueda normalizarse en los próximos días”, dijo el organismo.

Por su parte, las empresas no han determinado aún el impacto, pero las marcas concentraron 82.5 por ciento de la producción nacional en 2020 y 80.8 por ciento de las exportaciones, de acuerdo con datos del Inegi.

En una carta enviada a última hora al presidente López Obrador, los cuatro principales organismos del sector automotriz y armadoras pidieron al mandatario garantizar el abasto de energía y gas industrial, sin reducción en el suministro o consumo, para poder continuar con sus operaciones.

Las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA), Distribuidora de Automotores (AMDA), y las nacionales de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y de Autopartes (INA) destacaron que el sector es el más importante dentro de las manufacturas, no sólo para México, sino para la región de América del Norte.

Cuitláhuac Pérez Cerros, presidente del Clúster Automotriz de Aguascalientes, estimó que 240 empresas que integran la cadena de proveeduría en ese estado serán afectados por esta situación, así como 40 mil obreros que laboran en estas fábricas, pues en algunos casos no les pagarán su salario completo.

La crisis energética es el último suceso que ha enfrentado la industria automotriz, como la pandemia que implicó caídas de más de 20 por ciento en la producción y exportaciones de autos el año pasado respecto a 2019, y el desabasto de chips electrónicos necesarios para la fabricación de vehículos.

Lee: Las estaciones de servicio de NatGas cierra temporalmente por falta de gas natural en Celaya

Armando Soto, presidente de la consultora Kaso y Asociados, indicó que si se esperaba una reactivación para la industria luego del año complicado que tuvo debido a la pandemia, esta situación hace que la recuperación de las armadoras sea cuesta arriba.

Advirtió que si el abasto de gas no se recupera para el cierre de esta semana, las otras 11 plantas que permanecen abiertas tendrían que parar su producción.

El especialista del sector automotriz recordó que la industria automotriz contribuye con 3.7 por ciento de la economía nacional y 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero.

Juan Luis Ramos | El Sol de México