:)

La Opinión

Sputnik V: Todos quieren la vacuna rusa contra el Covid-19

“Las discusiones con científicos del Instituto Gamaleya nos convencieron de que la vacuna rusa Sputnik V es muy eficaz”, dice la OMS

Published

on

La Sputnik V ayudó a Putin a romper el bloqueo económico de la Unión Europea.

La vacuna rusa Sputnik V está en los cuernos de la luna, así como por encima de los antídotos de Occidente y de las propuestas chinas, de hecho Pfizer, Moderna y AstraZeneca andan peleando con Europa porque no pueden cumplir con lo pactado en contratos multimillonarios.

Hace unos días se dio a conocer que Moscú iba retrasar sus entregas, pero la demanda mundial ha crecido tanto por la Sputnik V, que se vieron obligados a frenar para ajustar su capacidad de producción.

El antídoto ruso tiene un 91.8 por ciento de efectividad para prevenir el Covid-19 sintomático y es 100 por ciento  efectiva para prevenir enfermedad grave por coronavirus, según un análisis de los datos del ensayo de fase 3, publicado en la revista médica The Lancet. La verdad, está entre las más efectivas.

Lee: La vacuna Sputnik V es eficaz un 92% y se puede aplicar a adultos mayores: Hugo López-Gatell

Los científicos del Instituto Gamaleya, en Moscú, destacan que su vacuna tiene una eficacia similar en las personas mayores de 60 años y que no se han detectado efectos adversos graves en los vacunados, más allá de fiebre y cansancio igual que las otras que ya se están inoculando.

La investigadora Marie-Paule Kieny, exjefa de vacunas en la Organización Mundial de la Salud, dirigió en noviembre una misión científica francesa a Rusia para analizar la Sputnik V. “Las discusiones en profundidad mantenidas en Moscú con científicos del Instituto Gamaleya nos convencieron de que la vacuna Sputnik V es muy eficaz”, explicó Kieny.

Además su bajo costo la hace más atractiva para los gobierno en el mundo, en particular para los países pobres, cada dosis tiene un valor de 10 dólares por dosis y puede trasladarse con una refrigeración de -18 a -20 grados centígrados, eso permite que América Latina ya este ordenando sus pedido al por mayor y en África no dude que suceda lo mismo.

La Sputnik V utiliza dos tipos de adenovirus del resfriado humano, modificados con información genética del nuevo coronavirus. Primero se inyecta una clase de adenovirus y 21 días después se inocula una dosis de refuerzo con el otro tipo.

La vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford también emplea adenovirus, pero del resfriado común de los chimpancés, y ha mostrado una eficacia del 62 por ciento con dos dosis completas. Los científicos rusos creen que su estrategia de utilizar dos virus distintos crea una respuesta inmune más potente.

De hecho España ya considera su aplicación, siempre y cuando la Comisión Europea le dé su aval de uso. Y pese al rechazo de algunos personajes mediáticos de ese país europeo, como la periodista Pilar García de la Granj, quien describió en su Twitter “yo no me pongo la ‘vacuna de Putin’ ni atada”, haciendo referencia a la Sputnik V. 

Pero tras conocerse su efectividad, Alemania, que busca acelerar la vacunación contra el coronavirus, podría apoyar al fabricante local de vacunas IDT Biologika agilizando la aprobación de su producción si la firma decide ayudar a fabricar dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

IDT Biologika, con sede en Dessau-Rosslau, en el este de Alemania, produce vacunas víricas para empresas farmacéuticas, incluida la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el coronavirus.

Hasta el momento, la vacuna Sputnik V ha sido registrada mediante el procedimiento de urgencia en Argentina, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Nicaragua, Serbia, Argelia y Palestina, India, China, Emiratos Árabes Unidos, Bielorrusia Corea del Sur y México, pero en total hay solicitudes de 50 países.

El nombre de la vacuna rusa procede del Sputnik, el primer satélite artificial de la historia, lanzado por la Unión Soviética en 1957 y considerado una victoria frente a Estados Unidos en plena Guerra Fría. La V añadida a la vacuna Sputnik V es precisamente la letra inicial de la palabra victoria.

Para el presidente ruso, Vladimir Putin, que ha utilizado la vacuna con fines propagandísticos desde el primer momento, es una nueva oportunidad de presentarse como el gran líder, pese a que en Rusia todos los días hay abusos contra los opositores que apoyan a Alexéi Navalni. 

Lee: Vladímir Putin autoriza el envío de 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V: AMLO 

El 11 de agosto de 2020, Putin anunció una confusa autorización de la Sputnik V y proclamó que Rusia era el primer país del mundo que aprobaba una vacuna contra el Covid, pese a no tener resultados de su eficacia por entonces y menos el aval de la Organización Mundial de la Salud, pero ya sabemos que ese organismo siempre va un escalón abajo.

La también llamada “vacuna de Putin”, además de tener un alto grado de efectividad y de rebasar por la derecha a los antídotos de Occidente, es una inmunización para los intereses políticos del mandatario ruso, quien ha tomado protagonismo por su remedio contra el Covid-19 y no por su política represiva. 

La Sputnik V también ayudó a Vladimir Putin y a Rusia a romper el bloqueo económico de la Unión Europea, tras  anexionarse a Crimea, y eso le traerá beneficios económicos que tanto había buscado el “zar ruso”. O ¿usted qué cree?