:)

Negocios

Vacunan a los conejos para evitar su muerte por un virus y el colapso de su producción en Texcoco

La vacuna para frenar la enfermedad viral de los conejos fue desarrollada por expertos del Senasica y Pronabive y se aplicará de forma gratuita

Published

on

Con la carne de conejo producen jamón, salchicha, salami, chorizo y otros alimentos.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ordenó la aplicación inmediata de la vacuna de emergencia para contener un brote de hemorrágica viral de los conejos tipo 2 (EHVC-T2) en Texcoco, que es la zona cunícula más importante del país.

Los técnicos de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA) y de la Dirección General de Salud Animal detectaron en Texcoco, Estado de México, un brote de hemorrágica viral de los conejos tipo 2 (EHVC-T2).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural tomó la decisión de iniciar la vacunación en virtud de que el nuevo caso de la EHVC-T2 en Texcoco pone en riesgo a la zona cunícula más importante del país, actividad que es medio de vida de miles de productores de pequeña escala.

Durante los últimos meses los expertos del Senasica y de la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios (Pronabive) desarrollaron la vacuna que se aplicará de manera gratuita en la fase de la emergencia, siempre bajo la supervisión de un médico veterinario zootecnista con cédula profesional.

Lee: Los artesanos fabrican figuras de vara, pese a la pandemia de Covid-19 en Texcoco

Esta enfermedad, exótica para México, se presentó el año pasado en el municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, y se ha desplazado territorialmente a través de conejos y liebres silvestres, por lo cual se puso en marcha el Dispositivo Nacional de Emergencia de Sanidad Animal (DINESA) puesto en marcha el 26 de junio de 2020.


Los primeros casos de hemorrágica viral de los conejos tipo 2 (EHVC-T2) se registraron en Chihuahua, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí y Aguascalientes.

Se estima que a nivel nacional la producción de carne de conejo supera las 15 mil toneladas anuales, las cuales provienen de Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Ciudad de México, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Jalisco.

El Estado de México es la entidad líder del país en la producción de carne de conejo, al contar con un inventario de 65 mil vientres. Más de mil 500 familias mexiquenses se dedican a esta actividad.

Las zonas de mayor producción y comercialización son el oriente, principalmente los municipios de Amecameca, Texcoco y Teotihuacán, y la del Valle de Toluca, en Jilotepec y Atlacomulco.

La carne de conejo es hasta 20 por ciento más barata que la de bovino, y contiene entre 20 a 25 por ciento de proteína, es altamente digestible y baja en grasa y colesterol.

De la carne de este animal se elaboran subproductos como jamón, salchicha, salami, chorizo, entre otros alimentos.

También, de su piel, pelo, patas y cola se obtienen materias primas que se usan en la industria de la vestimenta. Asimismo, sus huesos se utilizan en la elaboración de artesanías, y su excremento funciona como fertilizante de hortalizas.

Lee: Científicos de la UAQ prueban la vacuna anti Covid-19 en ratones, conejos, ovejas y cabras

Con la finalidad de proteger la producción de conejos, en el marco del DINESA se establecieron dos estrategias de vacunación:

La primera está orientada a proteger a los reproductores de las granjas cunículas comerciales, ubicadas en los estados afectados y circunvecinos, para lo cual los propietarios deben acudir a las representaciones estatales del Senasica para su registro y obtención de la vacuna.

La segunda estrategia consiste en que médicos veterinarios oficiales apliquen la vacuna en los predios circunvecinos a la granja infectada por la EHVC-T2.

El Senasica informa a los cunicultores que esta nueva enfermedad viral, que provoca la muerte a conejos y liebres y no afecta al ser humano, se propaga rápidamente por conejos infectados, vivos o muertos, así como por ropa, utensilios diversos y alimento contaminado –por ejemplo alfalfa—, por lo que deberán extremar sus medidas de prevención.

El organismo de Agricultura aconseja a los productores aplicar las siguientes medidas:

• No ingresar animales nuevos a las conejeras.

• No permitir que ninguna persona que tenga conejos ingrese a sus conejeras ni visitar otras.

• Antes de entrar a los espacios donde tenga a sus animales, debe lavar y desinfectar manos y cambiarse ropa y calzado por prendas de trabajo.

• Si observa mortalidad en sus conejos, informar de inmediato al Senasica. No vender ningún animal. Enterrar o incinerar los cadáveres y sus desechos. Nunca los debe tirar, porque perpetúa el ciclo de transmisión de la enfermedad.

El Senasica tiene disponible, de manera permanente, el número de teléfono 800 751 2100 para atender dudas o recibir notificaciones sobre muerte de conejos. También, cuenta con la aplicación AVISE, que funciona desde los teléfonos celulares.

El organismo de Agricultura destacó que todos los servicios que se brindan en esta etapa de emergencia son gratuitos.

Lee: Alumnos de la Universidad de Querétaro financian con la venta de plástico el desarrollo de la vacuna Covid-19