:)

El Extranjero

El aborto legal en Argentina está a un paso de volverse una realidad

Alberto Fernández mandó un proyecto de Ley al Congreso Nacional para que el aborto sea legal, seguro y gratuito en Argentina

Published

on

Argentina se podría convertirse en el quinto país en despenalizar el aborto a nivel nacional.

La marea verde se convirtió en un reclamo y movimiento conjunto de mujeres y personas con capacidad de gestar en América Latina en 2018, ya que el aborto legal es una de las deudas históricas y de justicia social con las mujeres.

El aborto tomó relevancia hace dos años cuando la Cámara de Diputados de Argentina aprobó el proyecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pero meses después fue desechado por el Senado.

El proyecto tuvo impacto en América y en muchas partes del mundo en 2018, ya que corrió a cargo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Lee: Permitir el aborto es parte de la agenda comunista: FRENAAA

En marzo de 2020, pese a ya estar en cuarentena y con restricción de movilidad en Argentina, la Campaña Nacional emitió su proyecto de ley Interrupción Voluntaria del Embarazo, el cual cuenta con III títulos y 20 artículos. La iniciativa propone cómo el Estado debe modificar su actuar lo legal y tácito para que todas las argentinas, mujeres y personas gestantes en Argentina accedan a practicarse un aborto legal, seguro y gratuito.

Una de las principales peticiones de la Campaña Nacional es que la interrupción legal del embarazo esté auspiciada por la salud pública, pues el aborto se ha visto como un problema de clase.

 En Argentina cada año hospitalizan a más o menos 38 mil mujeres por abortos mal practicados y desde los años 90 han muerto más de 3 mil mujeres, la gran parte de éstas pertenecen a clases sociales bajas.

En Latinoamérica solo cuatro países tiene legalizado el aborto: Uruguay, Cuba, Guyana y Guyana Francesa, mientras que en México sólo algunos estados de la república, entre ellos la capital del país, permiten que las mujeres aborten antes de las 12 semanas.

En caso de que Argentina apruebe el proyecto, se convertiría en el quinto país en América Latina en legalizar el aborto a nivel nacional, sembrando (de nueva cuenta) un antecedente para los países en donde aún es delito abortar.

El 17 de noviembre de 2020 se enviaron dos proyectos conjuntos desde el Ejecutivo Nacional de Argentina hacia la Cámara de Diputados, el primero de ellos apuesta por legalizar la IVE, mientras que el segundo apuesta por implementar un sistema de salud que permita el aborto en condiciones sanitarias que aseguren la salud y la vida de las mujeres.

El proyecto lleva por nombre: Regulación del acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención posaborto, tendrá como principal objetivo que el aborto deje de ser un delito en el país sudamericano y se convierta en un derecho asequible para todas las mujeres en Argentina, se plantea que el encargado de llevarlo a la práctica, en caso de ser aprobado, sea el Ministerio de Salud.

La presentación del proyecto se dio en un ambiente de reclamos alrededor de toda la Argentina por parte de colectivos feministas y mujeres organizadas, quienes pedían que las promesas hechas en campaña por parte de Alberto Fernández fueran reales y se materializaron en el proyecto que ahora ya fue enviado al Congreso.

En respuesta a los reclamos, el presidente de Argentina comentó a través del video donde dio a conocer la propuesta de ley que: “Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades”.

Exponiendo sus argumentos, Fernández también comentó que “La legalización del aborto […] no aumenta la cantidad de abortos ni los promueve. Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”.

Las reacciones no se hicieron esperar por parte del bloque conservador y autodenominado “provida”, quienes ven con malos ojos que desde el gobierno nacional se impulsen leyes que van en contra de la conservación de la vida desde la fecundación.

Mientras que del lado del oficialismo se piensa en positivo, aunque saben que será una batalla dura dentro del Congreso Nacional. Vilma Ibarra, secretaria legal y técnica de la presidencia argentina, sostiene que “los votos van a estar muy ajustados, no habrá una votación con mucha diferencia, pero tenemos confianza”.

Lee: La activista Andrea Sánchez asegura que es nueva la lucha por el aborto en Sonora

Al interior de la Campaña Nacional se celebra la decisión del ejecutivo, tanto que tuitean entusiasmadas los siguiente: “Un reclamo histórico, una deuda de la democracia”, dijo Alberto Fernández.

Continuando con los festejos, pero también con la presencia en los diferentes espacios públicos, se organizó el miércoles 18 de noviembre la Jornada de Acción Federal en toda Argentina con el fin de manifestar su deseo para que ya sea ley que cada mujer decida libremente sobre su cuerpo.

“Es urgente y prioritario que se sancione la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo para saldar una deuda de la democracia con mujeres, lesbianas, bisexuales, varones trans y personas no binaries. Es una cuestión de salud pública, justicia social y Derechos Humanos”, concluyó la

Campaña Nacional a través de Twitter, después de darse a conocer el video de Alberto Fernández.