:)

Negocios

Las velas San Miguel, negocio que ha iluminado por más de 100 años a Veracruz

Emmanuel López Lezama, propietario de Velas San Miguel, dijo que este negocio es 100 por ciento familiar y nació en Córdoba, Veracruz

Published

on

Por la pandemia, las ventas bajaron 50%. / Foto: Jaime Ramírez

CÓRDOBA, Veracruz. ¿Te has preguntado cómo se hace una vela tradicional, aromática o las que son con forma de ángel, corazón, cuadradas de estrella o corazón? Aquí te explicaremos un poco de ese proceso; pese a que este sector comercial se vio afectado por el Coronavirus (Covid-19) las fechas decembrinas son su repunte.

Emmanuel López Lezama, propietario de Velas San Miguel el Córdoba dijo que este negocio es 100 por ciento familiar y desde la época de su bisabuelo en el año de 1921 cuando esté apoyado de un panel de madera, parafina y pabilo se apoyó para hacer velas de “baño” y posteriormente salir a venderlas con una garrocha en sus hombros y el producto colgado fue como poco a poco empezó a progresar en un local rentado en el Patio de la Estrella en el centro de la ciudad.

Y es que hace años la ciudad vivía en penumbra y al ver la necesidad el bisabuelo de Emmanuel empezó con este negocio que a la fecha ha sido modernizado de generación en generación, pero ¿por qué se llaman velas de baño?, sencillamente porque los pabilos, es decir la mecha que mantiene la flama, se colgaba de un panel de madera y clavos que la sujetaban y poco a poco metiendo y sacando de la parafina el hilo especial se formaba la vela.

Lee: Los campesinos veracruzanos prefieren los fertilizantes, pese al riesgo a su salud

Fue en 1990 cuando Emmanuel se metió un poco más en el negocio y aprendió de su abuelo y su mamá todo el proceso tradicional hasta el moderno con las máquinas y sistema de enfriamiento con el que cuenta, hoy el proceso es tecnológico y cuenta con un artefacto que le ayuda a fabricar 180 velas en aproximadamente 30 minutos pues los moldes son de acero y el sistema que enfría la parafina es a base de agua.

El blanco y beige eran los colores tradicionales de elaboración, pero ahora, el verde, rojo, morado, rosa, azul forman parte de sus colores mediante anilinas. Seguramente has visto velas en forma de corazón con uno o dos colores, velas de hasta 7 colores, grandes y pequeñas, con formas de pino, cerveza, taza de café, macetas con rosas de colores, pero, ¿sabes qué tiempo se dilata en hacer?, la respuesta es 30 minutos más por cada una de lo que realmente se tarda en las tradicionales.

Para moldear la forma de pino, rosas, estrellas, corazones o personas la parafina debe de estar caliente para ser manipulada, pero para quienes tienen años de experiencia no es complicado elaborar una tras otra, “es práctica se hace depende pues hay personas que a tienen experiencia, tomamos precauciones pero para hacerlas ya están acostumbrados al calor y no les afecta, pero si tiene pedido rápido hacer uso de un enfriador y eso puede afectar por el calor y frío”, enfatizó.

El taller de Emmanuel está ubicado sobre la avenida 5, entre calles 1 y 3 de la zona centro de la ciudad y al fondo de este pueden apreciarse hornillas con baldes que contienen parafina que esta recién preparada para poner en molde o trabajar manualmente, pero algunas otras llevan aromas a manzana canela o blueBerry esto se obtiene cuando la materia prima se va realizando y a determinada temperatura se añade la esencia que permite que este la absorbe, pero debe de tenerse cuidado pues si se pasa de calor el resultado al prender la vela puede expedir un olor quemado.

En el tema de la pandemia, el propietario de Velas San Miguel expresó que sus ventas bajaron más del 50 por ciento debido a la pandemia de Covid-19 pues eventos eclesiásticos y fiestas fueron cancelados, afortunadamente no despidió a personal pero sí cortó días laborales.

Fue hasta hace un mes que sus ventas empezaron a repuntar y espera que ahora en diciembre con la tradición de las velas aromáticas para la cena navideña y el poner la corona de adviento en las casas e iglesias pueda ver mejor sus ventas, por ello las velas en diversos tamaños de color morado, blanco y rosa ya están en empezando a realizarse y siendo empaquetadas para venta.

Lee: Diseñadora veracruzana usa cempasúchil, helechos y bugambilias para pintar vestidos

Finalmente el entrevistado invitó a la ciudadanía a acudir a su local y poder adquirir lo que puede ser un bonito regalo pues también recordó cuando turistas extranjeros y mexicanos llegaban a comprar velas con olor a café y capuchino, un emblema de la ciudad de los 30 caballeros.

Guadalupe Castillo |Organización Editorial Mexicana