:)

El Extranjero

España ayudó a sacar asilados de la embajada de México en Bolivia

La embajada de México en Bolivia tenía un gran número de asilados en sus instalaciones, por lo que pidió ayuda a España

Published

on

El parlamento de España aclaró la ayuda que otorgó a asilados en la embajada de Bolivia a finales del 2019, lo que derivó en una declaración de personas non gratas a diplomáticos españoles.

La ayuda a los asilados bolivianos, que estaban en la embajada de México, se realizó antes del 27 de diciembre de 2019 y de ello tuvo conocimiento el gobierno de Bolivia, Jeanine Añez, quien sustituyó al depuesto Evo Morales Ayma.

La respuesta parlamentaria del gobierno español a Bolivia detalla que la ayuda se hizo bajo las obligaciones de la Convención de Viena y se hizo con personas quienes no tenían órdenes de aprehensión en su contra.

De acuerdo con el texto a la que tuvo acceso Europa Press, informó que en noviembre pasado la entonces embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, envió a la sede diplomática de España y otros países una “solicitud de apoyo” ante las dificultades para albergar en la sede diplomática a un elevado número de personas que habían solicitado asilo.

Lee: México pide a Bolivia un diálogo abierto para terminar con el asedio a su embajada

 “Por razones meramente humanitarias” y a un “número de personas que temían por su seguridad física”. Además, aclara que ninguno de estos individuos tenía “órdenes de detención de ningún tipo”, afirmó el gobierno español.

España decidió albergar temporalmente a algunos asilados y escoltar a algunas al aeropuerto para que salieran del país, incluyendo algunas que estuvieron en la embajada de México.

Incidente en embajada de México

El gobierno de Bolivia denunció el 27 de diciembre de 2019 que personas identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por encapuchados, “intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina” a la residencia diplomática de México en La Paz.

Tres días después, el gobierno de facto encabezado por Jeanine Añez decidió expulsar y declarar “personas non gratas” a la encargada de Negocios española, Cristina Borreguero, y su compatriota, el cónsul Álvaro Fernández.

España calificó como respuestas falsas lo que difundió en ese entonces el gobierno boliviano sobre que funcionarios buscaban ayudar a asilados bolivianos a eludir la justicia.

Los diplomáticos llegaron a la embajada de México acompañados de agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GEO) de España, que eran parte de un dispositivo de seguridad reforzada que llegó a Bolivia el 14 de noviembre “a raíz de la escalada de violencia” en el país sudamericano con motivo del golpe de Estado contra el mandatario Evo Morales.

“No se reunieron con los asilados en la embajada” porque sus instrucciones “se ceñían estrictamente a reunirse con la embajadora”, detalla el texto.

Para leer el texto completo da click aquí:

Lee: Gobierno interino de Bolivia rompe relaciones con Cuba

Los GEO esperaban en el exterior de la sede diplomática pero, ante la “importante presencia” de policías bolivianos, decidieron salir de la zona y regresar más tarde. Cuando volvieron para buscar a los diplomáticos, “las fuerzas de seguridad bolivianas indicaron que tenían órdenes de no permitir su entrada”.

En ese momento se genera la polémica y es cuando los agentes cubren sus rostros, porque muchas personas estaban tomando fotografías y grabando videos. Los GEO decidieron retirarse, pero las personas apostadas en el lugar les bloqueaban el paso; cuando lograron salir, un vehículo “que pertenecería a la seguridad de Bolivia” los “embistió varias veces”, pero consiguieron evadirlo.