:)

Inteligencia Artificial

Los perros interpretan las emociones de sus dueños: UNAM

Published

on

Los perros son las mascotas ideales por excelencia del humano, se les considera el mejor amigo del hombre, sin embargo, la ciencia ha comprobado que son capaces de interpretar las emociones de sus dueños.

Logran, incluso, identificar a gente que tiene malas intenciones contra ellos o sus dueños, tan solo por la actitud, tono de voz y lenguaje corporal”, así lo afirmó Alberto Tejeda Perea, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

El integrante del Hospital Veterinario de Especialidades en Fauna Silvestre y Etología Clínica de la máxima casa de estudios señaló que estos animales, son los que tienen más años de domesticación

“Son muy sociables y cooperativos con quienes les otorgan el mismo comportamiento y son generosos, una vez establecida una conexión sabrán que se trata de su humano favorito. Los caninos son buenos para distinguir el lenguaje no verbal, por eso deciden establecer o no una relación con alguien igual de cooperativo”, explicó.

También sufren ansiedad

Los perros en general son tolerantes, pero cuando muestran agresión es por un proceso ansioso “se puede tratar de un animal con problemas mentales”, indicó Tejeda Perea, profesor de la UNAM.

Por definición, la inteligencia es la capacidad de resolver problemas; un can es inteligente emocionalmente y eso lo aplica en su vida diaria, cuando quiere que su dueño lo alimente, lo pasee o lo acaricie. 

Pero si sufre de ansiedad ya no resolverá estas circunstancias y estará irritado aunque la situación no lo amerite. “Con un trastorno así, puede ser altamente agresivo, miedoso o sonámbulo”, alertó.

El universitario consideró que los altos índices de ansiedad pueden ser producto de una ciudad altamente estresante como la capital del país, pues estas mascotas también viven en ambientes angustiosos, y al igual que los gatos pueden sufrir el efecto de este trastorno en la gente.

Estímulo positivo

En terapia conductual, los expertos de la UNAM manejan métodos de refuerzo para modificar la emoción del animal. La mayoría de los perros que acuden al hospital universitario tienen altos índices de ansiedad.

De esta manera los especialistas trabajan con ellos y sus dueños con el objetivo de reiniciar la relación y enfocarla a un estado emocional positivo, “como las personas, ellos prefieren establecer vínculos con individuos generosos”.

Finalmente, recomendó platicar en familia la posibilidad de tener una mascota en casa, pues si los adultos la respetan, los hijos aprenderán a ser responsables de su cuidado.

jvr.