:)

Negocios

A CFE le costará 840 mdd perder arbitrajes de ductos

Published

on

Los arbitrajes iniciados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Reino Unido y Francia para modificar cláusulas pactadas en siete contratos para la construcción de gasoductos generó preocupación entre los mercados, así como le costará  840 millones de dólares si los pierde, advierte el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Los mercados percibieron esta acción como un señal de que la administración (del presidente Andrés Manuel López Obrador) no estaba dispuesto a honrar los contratos celebrados con los inversionistas”, manifiesta el órgano, cuyos análisis económicos son usados por los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para la toma de decisiones e inversiones.

Las cláusulas contractuales establecen que, si las obras no se concluyen en el tiempo comprometido por causas ajenas a las compañías, la CFE pudo haber tomado acciones remediales o mitigantes, señala el organismo dirigido por Carlos Hurtado López.

La CFE debe pagar parte de la tarifa del transporte de gas acordada por el tiempo del retraso, señala. 

Esto es oneroso para las autoridades, ya que de los siete contratos que están considerados en el proceso de arbitraje, seis no se han concluido y tienen importantes atrasos que, de acuerdo con las autoridades de la CFE, pueden resultar en un costo de 840 millones de dólares, aun cuando los proyectos no están plenamente terminados y el gas no se ha empezado a surtir.

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado

Las cláusulas están diseñadas para compensar costos de oportunidad a las empresas por causas no imputables a ellas, recuerda el CEESP.

Los contratos se firmaron en un entorno en el que parecía que las condiciones políticas y sociales permitirían su cumplimiento, expone.

“Esas cláusulas son comunes en este tipo de contratos ya que, al dotar certidumbre a los mismos, su financiamiento se reduce y dado que se adjudican competitivamente mediante licitación de la tarifa, el contratante se beneficia también”, manifiesta.

Los arbitrajes en este tipo de contratos se presentan cuando hay diferendos en la interpretación o el cumplimiento de lo pactado, más que para modificar lo pactado. 

“De acuerdo con la experiencia, se puede decir que si las partes se van al arbitraje hay una probabilidad considerable de pérdida para la CFE, dada la predisposición de los procesos a favor de la certidumbre en los contratos”, agrega.

El gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador  acabaría pagando daños a las empresas, así como se podrían presentar otros procesos legales como sería una controversia inversionista-estado en el marco del TLCAN u otros tratados bilaterales de protección a la inversión suscritos por México, concluye el Centro de Estudios del CCE.