:)

Vigilante

Se trabaja para determinar la causa de muerte 100 monos saraguatos y araña en Tabasco y Chiapas

La Semarnat recomienda a la población que en caso de encontrar animales muertos,  avisen inmediatamente a las autoridades.  

Published

on

Autoridades federales, estatales y municipales trabajan de manera coordinada con el sector  académico y centros zoológicos de la región, para atender la muerte de monos saraguatos y monos araña Tabasco y Chiapas reportados recientemente. 

La Semarnat, a través de su Dirección General de Vida Silvestre y de sus Oficinas de  Representación en Tabasco y Chiapas, junto con la Procuraduría Federal de Protección al  Ambiente (Profepa), se mantiene atenta a los resultados de los análisis que realiza el Servicio  Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) para determinar las  causas de muerte de primates y descartar cualquier tipo de virus o enfermedad. 

Lee: En Salamanca mejora la recuperación y rehabilitación de viviendas abandonadas

Hasta el momento, se comparten diversas hipótesis sobre la razón de estas muertes como  golpes de calor, deshidratación, desnutrición o fumigación de plantíos con agrotóxicos, por lo  que también se realizarán estudios para determinar la causa. 

La Secretaría se mantendrá atenta al desarrollo de estos sucesos a través del sector ambiental  y en coordinación con las demás instancias, dependencias y actores que sean necesarios. Y  seguiremos en coordinación con la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), el  Gobierno del Estado, a través de Protección Civil, las unidades de manejo Yumka’ y El Mono  del Cacao, ambas en Tabasco, así como el Zoomat, en Chiapas, para atender esta situación. Se  recomienda a la población que en caso de encontrar animales muertos avisen  inmediatamente a las autoridades. 

Lee: Torreón es una de las seis ciudades de México con mayor inversión del nearshoring

Las instituciones de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) junto con los gobiernos locales de Tabasco y Chiapas, y muchas otras asociaciones y universidades, llevan trabajando más de una semana en la emergencia que representa la muerte inusual de monos saraguatos y monos araña en la región, ante la incapacidad o falta de voluntad de las autoridades federales por atender esta desgarradora situación.


La semana pasada la temperatura rebasó los 41 grados centígrados en ambos estados del sureste de México, lo que al parecer está provocando mortales golpes de calor en los primates, pero debemos recalcar que las más de 100 muertes podrían no solo ser consecuencia de las altas temperaturas, sino que pueden estar siendo el trágico resultado de múltiples factores.


Es por ello que especialistas de la Reserva Ecológica de Yumká en Tabasco y del Zoológico Miguel Álvarez del Toro Zoomat en Chiapas han estado trabajando junto con muchas otras asociaciones en campo, ahí justo donde los monos lamentablemente están cayendo desfallecidos para tratar de reanimarlos, pero también están llevando a cabo necropsias a los primates sin vida. Y desde la semana pasada enviaron distintas muestras a laboratorios para hacer los estudios toxicológicos e istológicos pertinentes y conocer con precisión las causas de muerte de más de 100 ejemplares de monos aulladores y araña.

El Presidente de la AZCARM, Ernesto Zazueta, lamenta que una vez más se presenten numerosas muertes inusuales de fauna  silvestre en riesgo de extinción en nuestro país sin que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ni la Dirección General de Vida Silvestre, tomen cartas en el asunto.

“A pesar de la gravedad de la situación de estos primates, cuya atención es completamente una atribución de la DGVS, están brillando por su ausencia como ya es costumbre. No se presentan en territorio, no atiende el llamado de las comunidades originarias asustadas y muy preocupadas, no presentar un plan de contingencia, bueno ni siquiera comandan o lideran los esfuerzos que tantas organizaciones estamos haciendo. Al parecer la dura experiencia de muertes de manatíes justo en esos dos estados de la República en el 2018 no sirvió para que la Semarnat aprendiera la lección y profesionalizara sus protocolos para atender este tipo de contingencias ambientales tan críticas”, reprochó Zazueta.

Efectivamente lo estudios preliminares indican que estas pérdidas son producto de las altas temperaturas que se han registrado este año, a las que se suma el grave problema de deforestación ilegal y de quemas que ha habido en las áreas de distribución de los monos saraguatos y monos araña, pero no se deben descartar otros factores o fenómenos.

“Es innegable que el calor extremo y las sequías agudizan las contingencias de salud tanto en la fauna silvestre como en los humanos, pero tantas muertes deben ser meticulosa y profesionalmente estudiadas para saber con toda claridad que es lo que está sucediendo, pues podría estar en riesgo la sobrevivencia de dichas especies primates y también la salud de las poblaciones que viven en los alrededores”, añadió Zazueta.

Publicidad

Trends

Publicidad