:)

Inclasificables

Por estiaje, aumenta costo de pipas de agua al sur de la capital poblana

La pipa puede llegar a costar hasta mil 500 pesos por 10 mil litros

Published

on

PUEBLA, Puebla. Debido a la falta de condiciones de sequía que perjudican a poco más de 90 por ciento del territorio estatal, los habitantes que padecen la falta de suministro hídrico en Puebla capital deben pagar, en algunos casos, hasta el doble de dinero que solían utilizar para contratar el servicio de pipas.

En la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacan, Blanca Justo Cortés, habitante de la comunidad, relata que, ante la histórica falta de infraestructura hídrica en su colonia, su familia se ve obligada a consumir el líquido que venden estos tanques itinerantes.

Sin embargo, se ha vuelto casi insostenible, pues en tan sólo 12 meses el costo del servicio se encareció el doble.

Lee: Apoyan con pipas de agua a más de 80 mil personas afectadas por la sequía en Sinaloa

El resultado fue que el costo promedio de los tanques de 5 mil litros es de aproximadamente 740 pesos, mientras que los de 10 mil litros el valor promedio es de mil 062 pesos.

No obstante, el servicio más caro se ofrece en mil 500 pesos. Por otra parte, algunos despachadores refirieron que, ante la creciente demanda actual, los trabajos deben apartarse por lo menos uno o dos días antes.

Vale la pena mencionar que, hasta abril pasado, Puebla capital fue categorizada como una demarcación con sequía moderada por la Conagua. Además, el pasado jueves 9 de mayo el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) registró que el municipio tuvo su temperatura más alta de los últimos 77 años, con 35.2 grados Celsius.

Blanca Justo Cortés, quien también funge como representante del Comité de Vigilancia de Agua Potable en San Francisco Totimehuacan, relata que las olas de calor actuales se han agudizado con la insuficiencia hídrica en la comunidad.

Por si esto fuera poco, en las últimas semanas el costo por el suministro de agua potable mediante pipas se ha encarecido, en algunos casos, hasta 100 por ciento.

No obstante, la mujer resalta que los servicios varían de costo, pues ello depende de varios factores, como la distancia de entrega, cantidad e incluso la calidad del líquido que se ofrece.

En su caso, explica que 10 mil litros de agua le han costado entre 600 y 750 pesos en las últimas semanas. En 2023 el valor por esa misma cantidad era de entre 300 y 350 pesos.

Lee: La falta de agua y aumento de insumos incrementaría el precio de la tortilla en el Estado de México

Adicionalmente, Justo Cortés relata que su domicilio es uno de los tantos que padecen intermitencia o nulidad del servicio de agua potable interconectado, es decir, el que ofrece la compañía Agua de Puebla para Todos.

Pese a que ya reportó la falta del recurso, la mujer subraya que no se atendió la queja. Empero, la facturación del servicio llega cada mes a su hogar, aunque reconoce que, ante la ausencia del líquido en su casa, dejó de pagar a la empresa.

Justo Cortés remarca que la necesidad se agudizó en 2023, cuando comenzó la falla en el servicio interconectado. Desde ese momento creció la demanda de pipas, subraya.

“Empezó a disminuir el servicio el año pasado, a tal grado de que hubo un momento en que ya no había agua para diciembre”, recalca la también representante del Comité de Vigilancia de Agua Potable en San Francisco Totimehuacan.

Dicha situación es similar a la de Rocío Silva, vecina de la junta auxiliar y docente de profesión. Ella relata que la temporada de estiaje ha representado una de las mayores preocupaciones para su familia, pues el agua potable que obtiene a través de pipas es en ocasiones insuficiente para subsanar las necesidades de su hogar.

“Con la sequía de este año ha aumentado la escasez y la demanda del servicio de pipas (…) debemos esperar más de 24 horas, y eso nos complica todo, sobre todo aquí en en el hogar (…) Además, el costo de las pipas ha incrementado en un buen porcentaje”, opina.

Explica que hace una década la autoridad municipal realizó trabajos de pavimentación en su calle, razón por la cual colocaron una capa asfáltica sobre las tuberías, tanto de drenaje como de conexiones hidráulicas. Pero en el proceso clausuraron su toma domiciliaria, y ello ocasionó que el agua dejara de fluir hacia su hogar.

Aunque ha solicitado la reconexión de su servicio, inclusive en meses recientes, desde el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (Soapap) sólo le han indicado que su caso se sigue atendiendo.

El Sol de Puebla dio a conocer que las pipas en la capital del estado extraen al menos 7 mil 560 millones de litros de agua anualmente, lo que tiene un valor de alrededor 378.06 millones de pesos, esto de acuerdo con mediciones realizadas por David Pérez González, doctorante en Ciencias Ambientales del Instituto de Ciencias de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Para conocer un intervalo de precios entre compañías dedicadas a la venta de agua potable en tanques móviles, El Sol de Puebla consultó a 20 empresas los costos de su servicio en colonias del sur de la capital del estado. Sin embargo, sólo 15 de ellas proporcionaron información.

Lee: El kilogramo de tortillas cuesta hasta en 25 pesos en Pachuca

En ese tenor, se identificó que los precios más elevados, tanto de 5 mil litros como 10 mil litros, fue la empresa Agua Fontanta, pues ofreció los servicios en mil y mil 500 pesos, respectivamente. No obstante, es importante señalar que el agente telefónico de dicha compañía ofreció inmediatez en la entrega.

Una organización denominada Pipas Poncho, que brinda atención a colonias del sur de Puebla únicamente, aseguró tener su servicio en 500 y 750 pesos, por la misma cantidad mencionada en el párrafo anterior. No obstante, quien atendió el llamado refirió que era necesario agendar con al menos 24 horas de antelación.

En el sondeo realizado por esta casa editorial, se identificó que en algunos casos los propios operadores argumentaron que la reciente clausura de algunos pozos por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Puebla complicó la extracción del líquido un día después del paro convocado por dichos empresarios.

Cabe recordar que dicha protesta emprendida por operadores y trabajadores del gremio fue organizada el pasado miércoles 15 de mayo. Esta movilización contempló bloqueos en vialidades como la Recta a Cholula, el bulevar Esteban de Antuñano, la carretera a Valsequillo y el Periférico Ecológico, situación que provocó una carga de tránsito en la ciudad.

Cambio de hábitos y tiempo

Para Rocío Silva es necesario apartar el servicio de pipas entre uno y dos días de anticipación a la fecha que se requiera. Explica que la situación la obligó a dosificar el recurso, pues necesita preparar con tiempo la recarga de su cisterna antes de que su casa se quede sin el líquido indispensable.

En ello coincide Diana, vecina afectada por la intermitencia del servicio, quien refiere que la elevación del precio en el rellenado de su tinaco la orilló a tener que reutilizar el agua para el lavado de prendas y manos, pero también a tener que deshacerse de algunas plantas, o bien de imponer horarios para el uso del recurso en su hogar.

“Estamos tratando de estirar el agua lo más que se pueda. Lavamos y el agua se va directo al baño, también tenemos que lavar nuestros trastes. De hecho ya no se pueden mantener tantas plantas, porque ya no tenemos tanta agua”, indica.

Por su parte, Humberto Gardea, habitante de San Francisco Totimehuacan, explica que la necesidad de tener que pagar hasta 550 pesos por pipa lo obligaron a tener que distribuir el agua diariamente en cubetas, para evitar que se utilice más de la que se debe. Además, para actividades como la ducha, el hombre coloca recipientes en el suelo para reutilizar el líquido.

Agua no siempre es de buena calidad

Justo Cortés señala que otra problemática que complica la crisis sobre la certidumbre hídrica es que algunos pozos de donde las compañías de pipas obtienen su agua no son confiables.

Lo anterior debido a que muchas de estas tomas fueron excavadas en las cercanías a la presa Manuel Ávila Camacho, mejor conocida como Valsequillo. Según la mujer, es evidente cuando el agua que distribuyen algunas pipas proviene de ese tipo de fuentes, pues el líquido suele tener algunas turbiedades físicas y de olor.

Asegura que el líquido que se acopia de fuentes reguladas suele ser más costoso, a diferencia del que se extrae de pozos con calidad cuestionable.

Desde el Comité de Vigilancia de Agua Potable de San Francisco Totimehuacan han detectado un aumento en el crecimiento de vehículos y empresas que brindan este servicio, razón por la cual creen que los pozos se están sobreexplotando.

Para finalizar, Justo Cortés resalta que la escasez de agua durante la sequía actual en San Francisco Totimehuacan despertó la inconformidad de varios vecinos, quienes, asegura, analizarán la posibilidad de realizar un plantón en la presidencia auxiliar como forma de exigir la atención a sus necesidades. Sin embargo, destaca que el interés del comité que representa es priorizar el diálogo entre la comunidad, autoridades y la concesionaria.

El Sol de Puebla

Publicidad

Trends

Publicidad