:)

Negocios

El diseñador Ricardo Seco tiene como reto defender sus raíces

Ha presentado sus colecciones 16 veces seguidas en la Fashion Week New York

Published

on

Al decidir llevar sus creaciones a la Semana de la Moda de Nueva York, y tener presencia en el mundo de la moda de esta ciudad, Ricardo Seco sabía que tenía que vencer las críticas y vencer una de las barreras más duras: el racismo, y defender sus raíces.

Mucha gente de la moda que decía no digas que eres de México porque se te pueden cerrar las puertas, supe lo que era ser latino en un país que no es el tuyo y supe lo que es ser un migrante, lo he vivido.

Se reían al decir soy mexicano, decían ‘qué vergüenza’, ‘estas en Estados Unidos, nadie te va a comprar porque eres latino’, ‘ya bájale’; pero cuando pasa el tiempo y tienes varias colecciones te haces inmune.

Lee: La moda andrógina mexicana está conquistanto al mundo

Sigo recibiendo críticas, pero tengo las agallas de defender el México del cual yo vengo, obviamente esto me provocó conflictos con gente mexicana que se hace en Nueva York, pero todo sigue en pie”, expresó Seco quien nos recibió en su showroom de la colonia Condesa de la Ciudad de México.

Estas frases y el sentimiento de orgullo hacia sus raíces, se convirtieron en el estandarte para crear una colección especial en 2012 titulada Yo soy México, la primera que presentó en la más importante pasarela neoyorquina, donde mostró estampados con los colores nacionales, frases e incluso una capa con la imagen de la bandera de México.

Es el único mexicano que ha logrado presentar sus colecciones 16 veces seguidas en este escenario.

“Gracias a lo que México me dio, pude emigrar a Nueva York, me toca transmitir mi trabajo con el orgullo del país del que vengo y esto se fue acentuando un poco más, por eso tuve mucha atención, porque hubo muchos diseñadores que no se atrevían a decir que venían de México”.

“Somos el 30 por ciento de latinos en la población de Estados Unidos y la mayoría son mexicanos, el mercado mexicano de nostalgia es un gran mercado. Aunque no se vea, siento que los ojos de los mexicanos que nacen en Estado Unidos tienen un arraigo importante por saber de dónde son sus papás; no crecen con el malinchismo con el que nacemos la mayoría de los mexicanos”.

“Pero no solo son ellos los que compran mis cosas, en México y en Nueva York hay gente que me las sigue comprando. Todo lo que hago es porque lo siento y lo quiero expresar, nunca estoy pensando en a quien se lo voy a vender; ahora estoy haciendo más cosas al alcance de la gente, estudio elmercado al que me dejo ir”.

El pasado 12 de febrero, Seco presentó su más reciente colección en la Semana de la Moda de Nueva York, ahora el mensaje estuvo dirigido a la comunidad LBGT+, un tema que decidió explorar debido a la gran apertura que existe hoy en día hacia los derechos y la diversidad.

“Es mi colección 23, es muy especial y distinta a lo que he hecho. Se trata de una línea queer, es para esta nueva generación de personas diversas que no se definen con ningún género, es muy atrevida, tengo muchos amigos queer, de hecho, me inspiré en un stylist amigo mío, Neto Soberanes,que me ha ayudado mucho en mis últimas colecciones y en una ocasión desfiló con esta ropa en la pasarela y dije es momento de hacer ropa como ésta.

Originario de Torreón, Coahuila, el diseñador aprecia una tendencia importante que ha sido impuesta por la comunidad LGBT+ no solo en moda, sino en pensamiento hacia promover la cultura del respeto y la igualdad.

“Me inspiro en lo que está pasando actualmente, empiezo a ver a varias amigas,incluso de Torreón y de otros lados, que ya tienen hijos queer,que es muy diferente a hablar de gay, es decir me visto de mujer y qué más da, es una colección de 14 looks para mujeres queery hombres nacieron queer”, describe el diseñador.

Los materiales con los que se componen las piezas son lana, gamuza, piel, algodón cashmere, y su creador la define de otoño-invierno atemporal. Incluye camisetas, crop tops,tank tops entre otros diseños para, “una mujer con toque masculino y un hombre con toque femenino”.

La paleta de color está definida por el negro, beige, azul y rosa que son los colores de la bandera queer.

“Son los únicos colores que integro, pero protagoniza el negro. Lanza un mensaje muy claro de acabar con la desigualdad”.

Para Ricardo, cada vez es menos el rezago de la industria de la moda nacional, y aprecia un crecimiento importante a partir del trabajo de las nuevas generaciones.

La gente nueva del diseño tiene mucho más conciencia de lo que debe vender, y me han tocado buenas experiencias al platicar con ellos cuando me escriben o cuando tengo la oportunidad de dar pláticas y conversar. Vienen más seguros, con menos miedo, creo que las nuevas generaciones han evolucionado mucho.

“Y como todo, creo que es una profesión que, si te cansas, pierdes, en esto hay que morir en el intento; es una profesión que me permite expresar cosas que ahora siento, que me dan más valor y poder estar dentro de esta industria no es fácil; de repente si te paras te olvidan, es una industria donde puedes notar que fuiste el top y de repente viene gente nueva y la competencia siempre va a estar”, afirma.

El creativo agrega que entre más pasa el tiempo, “me doy cuenta de que hay que enfocarse en transmitir una verdadera identidad, cuando empecé, era muy importante el que te tomaran en cuenta, el que estuvieras presente en muchos lados, no quiero decir que no me importe, pero ahora es más importante el trascender, al principio me costó mucho trabajo hacer entender que mis colecciones llevaban un mensaje, y pues ahora me enorgullece que me preguntan ‘cuál es el nuevo mensaje de tu colección’”.

En cuestión de la tendencia del diseño mexicano que es importante mantener la identidad de nuestras raíces, pero sin descuidar la modernidad.

“México es muchas cosas, cada quien que lo interpreta como quiere, está lo tradicional, popular y artesanal, pero tenemos la parte moderna es el reto del diseñador, que cuando exponga su propuesta se vea algo de México”.

Estoy viendo a diseñadores mexicanos que me encantan. Se está acabando este malinchismo al consumir lo nacional. Con más de 20 años de trayectoria, Seco habla de la forma en que los líderes de los medios, particularmente editores de revistas de moda, actualmente solo promueven el talento extranjero.

“Los que están detrás de lo que escriben, sobre todo los editores mexicanos de revistas de moda importantes, les encanta seguir lo que todos dicen, esta gente debe tener el poder de transmitir cosas de la moday no seguir la corriente de lo que ya escribieron otros. Me encantaría que la gente de la moda valorara las cosas de México. Me ha tocado ver que la gente de aquí validan hasta que validan los de allá (Estados Unidos).

“Los editores de las revistas se comportan como influencers, ya llevo 23 años en esto y no entiendo esa actitud, quieren ser protagonistas, quieren ser invitados y si no les das ese lugar te pueden acabar.

Se comportan como si de verdad compraran la ropa que traen puesta, pero les hicieron el 70 por ciento de descuento o se las regalaron, algunos editores mexicanos de una revista de renombre, prefieren estar sentados en la pasarela de un diseñador extranjero que en la de un mexicano.

“Me ha tocado en la semana de la moda, me dicen, ‘no puedo ir a tu desfile porque voy a ir al de Tommy Hilfiger’, no es contra él pero es un ejemplo, si eres latino y eres mexicano y estas detrás de algo que poya la moda, sé congruente con tu cargo, no digo que no cubras las marcas pero no nos olvides”, concluye.

Ricardo ha dejado claro su interés social y ha colaborado con asociaciones como AidforAids y proyectos como Inmigrante Move, WalkingTogether, entre otros.

Es el único diseñador que ha presentado 16 colecciones seguidas en el marco de FashionWeek New York y utiliza la moda para enviar mensajes de impacto que involucran el poder de los migrantes, los dreamers y de la cultura mexicana.

Gerardo León | El Sol de México

Publicidad

Trends

Publicidad