:)

Inteligencia Artificial

Trigal, ópera prima de Anabel Caso, habla del descubrimiento sexual femenino sin tapujos

Trigal relata la historia de Sofía, de 13 años, quien visita a su prima Cristina, de edad similar y donde ambas se ven envueltas en un triángulo amoroso.

Published

on

Trigal, ópera prima de Anabel Caso, habla del descubrimiento sexual femenino sin tapujos

Ni tan puro ni tan inocente y mucho menos exento de peligros es el descubrimiento de la sexualidad femenina. Así lo revela, sin tapujos Trigal, el nuevo largometraje de la directora Anabel Caso, que ahora se exhibe en las salas de la Cineteca Nacional.

En ella se relata la historia de Sofía, de 13 años, quien visita a su prima Cristina, de edad similar, en una casa cercana a los campos de cosecha y procesamiento de trigo en el estado de Sonora.

Te recomendamos: Blue Beetle: Llega al cine el primer superhéroe mexicano de DC

Ambas, movidas por la curiosidad y el deseo, luego de conversar de los cambios que recientemente han experimentado en sus propios cuerpos, se verán envueltas en un complicado triángulo amoroso con JC, un hombre 20 años mayor que ellas que trabaja en el trigal.

“El germen de esta historia surgió hace 10 años aproximadamente, con el cuestionamiento de mi propia experiencia durante una serie de situaciones que viví durante mi pubertad y adolescencia”, explica sobre su opera prima la directora Anabel Caso, en entrevista con El Sol de México.

“Yo quería hacer un guion en torno a ello y fue ahí donde me surgieron muchas dudas. Todo era en mí la sensación de una libertada increíble y de una necesidad de exploración inmensa, pero rodeada de muchos silencios y tabúes.”, enfatiza.

Repensar la inocencia

De este modo es que la directora con esta película se ha lanzado al cuestionamiento de los “relatos sociales, estigmas y dogmas” que por generaciones se han transmitido a los y las jóvenes, los cuales contrastan por mucho con la realidad.

Ese el caso de la inocencia, que en esta película aparece rodeada de claroscuros y dulzores amargos, en más de una ocasión, desde el nivel meramente emocional hasta el expresamente corpóreo.

“Creo que nos tenemos que plantear el significado de la palabra inocencia y cómo la abordamos desde lo simbólico y lo social. Para una mujer tiene que ver con una gran cantidad de paradigmas, desde relatos literarios y televisivos, que retratan a la figura femenina casta y virginal, que se acerca a la sexualidad delicadamente.”

“Ya sea desde lo masculino o desde lo femenino, todos estamos intentando desmitificar todos estos cuentos que lo único que hacen es no permitir que seamos honestos para expandir nuestras capacidades reales”, comenta la directora.

Los límites del consentimiento y la ignorancia

Controversial, hasta cierto punto, esta película hace evidente un claro ejemplo de abuso por parte de los adultos que se encuentran con estas jóvenes ávidas de experimentación. Sobre ello, explica Anabel Caso, que se trata de una película que se encuentra en “los límites del consentimiento”, los cuales son en muchas ocasiones difusos.

Éste, dice la directora, se hace evidente en el personaje de JC, que también responde a ciertos “discursos sociales”, que ahondados por su ignorancia, le hacen ver muy natural el que estas jóvenes se le ofrezcan, aunque en realidad esto lo exime por ningún motivo de su responsabilidad y culpa.

“Es un tema delicado, para el que esta película, más que una solución, propone abrir la discusión sobre la forma en que abordamos como sociedad el hablar con los jóvenes estas relaciones y cambios”, finaliza la directora.

Kevin Aragón | El Sol de México

Te puede interesar: La tarde que ardió la Cineteca Nacional

Publicidad

Trends

Publicidad