:)

Seguridad

El Vampy es un fiel de la Santa Muerte en Acapulco, que no teme ser rechazado

El culto a la imagen se le asocia con delincuentes, narcotraficantes y drogadictos

Published

on

ACAPULCO, Guerrero. A pesar de que el culto a la Santa Muerte aún es un tabú y es rechazado por las sociedades moralistas y la propia Iglesia católica, a El Vampy las críticas no le importan, porque su fe, su creencia y devoción lo hacen cada año convertir su casa en un centro ceremonial, a donde acuden decenas de personas a dejar ofrendas y participar en rosarios de veneración a la llamada Niña Blanca.

El Vampy, Gustavo Santos Rendón, es licenciado en Artes y en Gastronomía está dedicado al trabajo de las artes escénicas en montajes con títeres y encontró su devoción por la Santa Muerte hace más de dos décadas, cuando tuvo un sueño en el que se le apareció la Niña Blanca, como coincidencia, días después un psicólogo que realizaba un trabajo sobre cultos, dejó olvidado un librito de culto a la Santa Muerte y ahí nació su la fe que hoy profesa.

Estableció que el culto a la muerte tiene origen en la época prehispánica, donde se celebraba “la decena de los muertos” que eran fechas en las que se llevaban ofrendas para quienes ya se adelantaron en el camino, pero también a la tierra, sin embargo con la llegada de los españoles y la simbiosis que se generó entre las culturas se instaló la religión católica y ésta consideró que no debe haber culto a los muertos, porque se debe resaltar que estamos vivos, “pero no consideran que profesen la religión que profesen y hagan lo que hagan en este mundo, la muerte siempre los alcanzará“.

Lee: Llevamos una buena relación con todas las iglesias y mi dirigente social más admirado es Jesús Cristo: AMLO

Argumentó incluso que la propia religión católica establece como la necesidad de morir para poder ascender a una fase superior, al lado del poder superior, porque en todas las religiones se tiene un poder superior.

El Vampy resaltó que lamentablemente el culto a la muerte es un tema que se ha estigmatizado y se ha asociado a quienes lo profesan con delincuentes, narcotraficantes, prostitutas, drogadictos u otros sectores sociales marginales, pero en realidad igual que en las demás expresiones el culto se tiene de todas las personas.

“Además te pregunto, ve como los narcos rinden culto a San Judas Tadeo, que es considerado el patrono de las causas difíciles“, sólo que allá se ocultan, con más hipócritas, pero es lo mismo, “es como cuando va una mujer bonita con minifalda, le dicen hermana viene vestida de forma incorrecta, pero dentro de si se la están sabroseando”.

Su fe en la Santa Muerte se acentuó tras un incidente en el que su automóvil se quedó sin frenos a la altura del hospital de Tierras Prietas, y le resultaba imposible detenerlo, “tomé la santa de plata que cuelga en el espejo retrovisor, pasé mi mano sobre ella y le dije, si me sacan con bien de esta te dedico un espacio de mi cuerpo para traerte por siempre”.

El auto sin control recorrió alrededor de 10 kilómetros, en los que se incluye una bajada muy pronunciada, sobre el bulevar Vicente Guerrero, varias veces intentó detener el auto con la caja de velocidades pero no lo logró, aunque sí disminuyó ligeramente la marcha, con ello controló la unidad hasta llegar a la altura del puente La Avispa y al subir en él, la pendiente ayudó a aminorar la velocidad, así logró salirse del bulevar y estamparse contra la banqueta de la tienda departamental Sams, el auto no sufrió ningún daño sólo se cambió la manguera de los frenos y se pudo ir a su casa a colocar una veladora en el altar de la Santa Muerte.

Hoy en su pecho luce un tatuaje de la niña blanca y aseguró que estará en ese lugar hasta que ella lo mande traer, “hay muchas personas que vienen a poner fotos, para agradecerle la protección, también ponen veladoras y ofrendas, como cigarros, comida o mezcal, y piden favores, por ahí siempre les aclaro, si le ofreces algo tienes que cumplirlo, y ten cuidado con lo que piden porque si solicitas un daño para alguien, esto es como un bumerán y tarde o temprano se le regresará”.

Abel Miranda | El Sol de Acapulco

Trends