:)

Inteligencia Artificial

El Festival Internacional de Cine de Morelia es el gran aparador del cine nacional: Kenya Márquez

Asegura que tener una formación periodística le ha permitido adentrarse y tener una buena capacidad de observación para el cine

Published

on

MORELIA, Michoacán. Ella es una de las mujeres que han dejado su marca y sentir en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que este año celebra sus primeras dos décadas de existencia, es Kenya Márquez, directora, escritora y productora mexicana, nacida en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en 1972.

“A mí me dan mucho gusto los 20 años del FICM, sobre todo porque me ha tocado participar desde que eran las Jornadas de Cortometraje, que fue hace muchos años y yo participé ahí con mi primer corto que se llama ‘Cruz’ (1998), y en ese entonces estaba Daniela Michel como directora, con Enrique Ortiga y fue el primer impulso al cortometraje.

El FICM se convirtió en la cuna de todo el cine nacional y ahí es donde todos aspiramos estrenar o estar con nuestras películas no solo por lo que representa el FICM, sino por los espectadores”.

Lee: La cineasta Alejandra Sánchez Orozco regresa con sus películas de denuncia

Márquez, quien se desempeñó de 2002 a 2005 como la directora del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), dijo que siempre ha sabido el valor y relevancia del FICM.

“Sin duda el FICM es el gran aparador del cine nacional. Para mí obviamente Guadalajara representa mucho porque soy tapatía, porque yo aprendí a hacer cine en el festival de Guadalajara, y la única oportunidad de ver buen cine es a través de los festivales, éste festival se convirtió en mi escuela y puede conocer otros narradores y directores”, expresó en entrevista.

Kenya Márquez recordó que con Daniela Michel siempre existió una buena relación en la que compartían su visión sobre la importancia del cine nacional.

“Y precisamente Morelia tomó esta batuta, y representa algo muy importante para el propio realizador y la propia programación cuando tú asistes a la ciudad, es decir, los directores que participamos nos convertimos en el centro de atención, y es un importante aparador para nosotras”.

Egresada de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), en la Licenciatura de Ciencias y Técnicas de Comunicación, Kenya se desempeñó como periodista, cubriendo la fuente de la nota roja, para posteriormente, llegar a la fuente de deportes y finalmente en noticias generales, pero de esa profesión ¿cómo fue encaminándose al cine?

“Mi formación es como comunicadora, yo fui periodista casi 10 años de mi vida. Para mí estar en la nota roja fue un gran aprendizaje, pero en determinado momento le dije a mi jefe que ya no podía seguir cubriendo eso, me siento muy mal”.

Continuó: “Y yo ya no quería decirles a los familiares que habían perdido a uno de sus seres queridos, entonces mi jefe me movió. Estas fuentes fueron mi influencia en hacer cine, sobre todo con mi primera película que es ‘Fecha de caducidad’, cinta que también estuvo en el FICM (2012), y obtuvo buenos resultados”.

Lee: El director Bruno Santamaria lleva al cine su propia historia

Márquez aseguró que tener una formación periodística le ha permitido adentrarse y tener una buena capacidad de observación, “y saber dónde y de qué forma poner el ojo”.

Segura de tener en sus manos la responsabilidad social de hablar lo que le pasa a México, es cómo Kenya ha realizado su camino, pero no siempre fue fácil, y esas andanzas de la vida la llevaron a España y pararse frente a Pedro Almodóvar.

Pero antes de viajar, agotó todas sus posibilidades para, en México, ingresar a alguna escuela de cine para las que aplicó, pero ninguna la aceptó.

“No se logró, este viaje a España fue raro y extraño, tuve una coincidencia de la vida con Almodóvar, antes de tirar la toalla en el tema del cine, me lo encontré en una caseta de teléfono, me acerqué y le dije que quería hacer cine por lo que me escuchó y me recomendó regresar a mi país para escribir mi guion y levantar mi película”.

Después de estas contundentes palabras, le hizo caso al director de cine, guionista y productor español, sin saber que años después se lo volvería a encontrar, y ella ya estaría dentro del cine.

“El proyecto con el que fui seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, fue ‘Cruz’, y ese mismo año, curiosamente, se homenajeó a Pedro Almodóvar”.

Su primer corto resultaría ganador de mejor ópera prima en el Festival de Cortometrajes de la Ciudad de México, además del corto La mesa servida (2001), el cual recibió el premio a mejor cortometraje en el Festival Internacional de Nueva York.

A cuatro años de distancia de la última vez que visitó Morelia para el FICM cuando presentó otro trabajo cinematográfico titulado “Asfixia”, Kenya está lista para regresar este año con un proyecto que tocará las fibras más sensibles del espectador, y en el que ella se sincera, busca sanar y abre parte de su experiencia al público.

El proyecto es “Aire”, el cual compite dentro de la categoría de Ficción, donde se encuentran 22 proyectos más.

Lee: La desaparición forzada en México llevada al cine

El corto ‘Aire’, es muy especial, primero porque es algo muy personal, es una historia que me costó mucho escribirla, hacerla, compartirla, y luego fue regresar a dirigir algo personal, porque tenía mucho tiempo haciendo series y cuentas historias de otras personas, pero esa no es la historia que quieres contar”.

A lo anterior agregó: “En ‘Aire’ se aborda a través de su protagonista ‘Cristina’, el tema de los traumas que duran toda la vida, para que entendamos sus consecuencias y su respectivo tratamiento, que debe arrancar desde el acompañamiento y no del cuestionamiento”.

Con “Aire”, los asistentes crearán empatía con el personaje protagónico, mientras van escuchando a través de recuerdos y situaciones en el presente, lo que ‘Cristina’ ha sufrido.

En este proyecto, Kenya Márquez se toma el tiempo para que el espectador entienda que no es fácil superar un hecho traumático.

“Mis películas hablan de temas que están ahí y que es necesario contarlos”, concluyó.

Felipe Bárcenas | El Sol de Morelia

Trends