:)

Negocios

Mauricio Claver-Carone es cesado como presidente del BID por una relación amorosa

La vicepresidenta ejecutiva, Reina Irene Mejía Chacón ejercerá como presidenta hasta que se elija a un nuevo encargado del BID

Published

on

Muricio Claver-Carone dejó de ser el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), luego de que se le encontró que mantuvo una relación amorosa con una subordinada a la que benefició económicamente.

“La Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, siguiendo la recomendación unánime del Directorio Ejecutivo, cesó a Mauricio Claver-Carone de sus funciones como presidente del Banco”, dijo el BID.

El cese del economista estadounidense surtió efecto a partir del 26 de septiembre de 2022.

Lee: El gobierno de Baja California dar mayor seguridad por obras en la garita de Mexicali y Calexico

Una investigación realizada a solicitud de la junta del banco determinó que Claver-Carone violó reglas de ética al aumentar el sueldo a su jefa de gabinete, con quien tenía una relación sentimental desde al menos 2019, cuando ambos trabajaban en la Casa Blanca, según una copia del reporte obtenida por la AP.

Claver-Carone ha negado la relación y señaló que la pesquisa presentaba fallas graves.

De acuerdo con el Convenio Constitutivo del BID, la vicepresidenta ejecutiva, Reina Irene Mejía Chacón ejercerá como presidenta, bajo la dirección del Directorio Ejecutivo, y hasta que se elija a un nuevo presidente.

La elección se llevará a cabo según lo establecido en el Convenio y en el Reglamento para la Elección del Presidente o Presidenta del Banco.

El Grupo BID y sus equipos siguen operando con normalidad, para cumplir con la misión de mejorar vidas en América Latina y el Caribe.

“Queremos agradecer el compromiso de todo el personal y su dedicación en continuar sirviendo a n estros países y mejorando vidas en la región”, comentó el BID.

En junio de 2020, la administración Trump nominó a Mauricio Claver-Carone para dirigir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quebrando así la regla no escrita que establece que el Banco debería ser encabezado por un latinoamericano.

Colocó a nuestra región en una disyuntiva, amenazando con romper los consensos a los que se llegan con mucha dificultad.

El BID desde su creación se concibió como un banco regional, y en los últimos 61 años ha financiado más de 260 mil millones de dólares a los 26 países prestatarios de América Latina con el objetivo de aliviar la pobreza y promover el desarrollo económico.

En la actualidad, cuando atravesamos una crisis económica provocada por la peor pandemia en tiempos modernos, el BID debe tener un papel fundamental como fuente de financiamiento en la región.

Para ello, será clave que sea dirigido por un latinoamericano con sensibilidad de las necesidades de la región.

Trends