:)

Política

El actor Leonardo Ortizgris protagoniza filme noir a la mexicana

Ortizgris, adelantó que próximamente regresará a México para grabar dos películas, una de ellas la ópera prima de Enrique Vázquez, Firme aquí.

Published

on

Leonardo Ortizgris protagoniza filme noir a la mexicana

En medio del desierto de Atacama, en Chile, el mexicano Leonardo Ortizgris hace una pausa en la grabación de una serie ambientada en una comunidad de pescadores. El trabajo lo deja con poco tiempo libre, gajes de su prolífica carrera en ascenso.

Aun así, con la complicada señal de ese inhóspito lugar—considerado entre los más áridos de la Tierra— y los largos llamados a rodaje, el actor se dio el tiempo para hablar con El Sol de México sobre su reciente nominación a Mejor Actor en los premios Ariel, por su interpretación del músico convertido en policía Vicente Rangel en la película Los minutos negros, de Mario Muñoz Espinoza, basada en la novela homónima del escritor Martín Solares.

Lee: El cineasta colombiano Víctor Gaviria trabaja con estudiantes de cine en un popular barrio de la Ciudad de México

“Llevo un largo rato fuera del país y recibir esta noticia la siento como un abrazo de la Academia por considerar mi trabajo. Esta nominación está llena de muchísimo cariño y sentimiento”, dice, entre nostálgico y alegre, al teléfono.

Dulce Amargo

Sobre el rodaje de Los minutos negros, que relata el modo en que el teniente Rangel intenta atrapar a un asesino de niñas en un corrupto pueblo petrolero del Golfo de México a finales la década de los 70, Ortizgris menciona que fue una “experiencia multicolor”, bastante dura, por las condiciones de grabación, los numerosos viajes, el poco tiempo y la gran cantidad de actores que estuvieron involucrados.

“Sí fue un tanto complicado, pero también satisfactorio y de muchísimo aprendizaje porque además estaba acompañado de muy buenos actores. Fue un rodaje cargado de un dulce amargo, pero al final la película ha sido considerada y tiene ocho nominaciones por lo que ya todo valió la pena”, comenta Ortizgris, quien dice estar impresionado por los reconocimientos, pues se trata de una película que aún no ha sido estrenada.

“Ya estuvo en algunos festivales, pero quiero saber qué es lo que opina la gente. Fue muy aplaudida y les ha gustado por su manufactura, es un filme de calidad, hecho de una manera muy fina y elegante. A los espectadores de los festivales los noté muy sorprendidos por este cine de género, pues creo que es de un tipo que no se conoce tanto. Lo que se ve más es uno de autor, mucho más personal, y el cine de género tiene otros tintes”.

El desafío fue encontrar el tono

Ortizgris también admitió que el mayor desafío como actor al interpretar al policía Rangel fue encontrar el tono requerido para esta historia que se inscribe en el género noir, del cual opina, se tienen en su mayoría referencias europeas o norteamericanas. ¿Cómo alcanzar y mantener ese sentido de “noir tropical”, en el que tanto insistía Mario Muñoz?

“Contextualizarlo en nuestra realidad y en la forma de actuar de los mexicanos era un desafío en el que Mario puso mucho énfasis para que esta película no fuera del todo realista. Tuvimos que entender las referencias y ponernos a investigar. Fue tratar de apropiarnos del lenguaje y la narrativa. Pero el placer llegó cuando logré irme conectando con los compañeros actores, ya en escena, íbamos encontrando el modo en el que diríamos las cosas”.

Tanto en la novela como en la película, hay una gran carga de humor negro, algo que Ortizgris considera importante, pues “la gente que tiene humor es un poco más inteligente que la que no lo tiene”. Así se interesó en esta cinta, donde el humor ayuda a su secuencia narrativa.

“Yo confío en que la gente la va a pasar muy bien, si bien es un tema doloroso, que sigue ocurriendo, tiene un toque de humor que hará que el público pueda respirarlo y que conecte con la historia y la realidad en México de un modo distinto”.

Te recomendamos: Series de fantasía, la fascinación en la necesidad de la aventura

Hacerse preguntas construye

Con este mensaje tan claro de la película, el actor es consecuente con lo que él considera que es el papel del cine y en particular de sus intérpretes dentro de la sociedad.

“Yo encuentro que el actor tiene inherentemente una responsabilidad social. Creo que éste debe ser muy responsable sobre qué historias cuenta, el modo en el que las cuenta y para qué lo hace. Yo procuro, aunque no siempre se puede, contar historias que nos hagan formularnos preguntas“, dijo.

Considero que el hacerse preguntas construye y hace madurar a la sociedad. Cuando es un cine muy masticado y sólo es puro entretenimiento, es estéril y no permanece en la memoria, no pasa nada más que dos horas de sonrisas en la sala y después se olvida lo que te contaron”, dice el actor de cintas como GüerosMuseo, o Tengo miedo torero.

Ortizgris, adelantó que próximamente regresará a México para grabar dos películas, una de ellas la ópera prima de Enrique Vázquez, Firme aquí.

Comentó que tras la nominación se siente muy contento y espera seguir siendo considerado por directores de buenas películas; además, confiesa que ya ha dado sus primeros pasos como escritor de sus propias historias.

“Desde un punto muy novato ya empiezo a escribir, no sé si llegar a dirigir, creo que no. Para la dirección se necesita una visión, temperamento y madurez muy particulares que en el momento no tengo. Lo que sí es que me veo proyectado como un actor que está contando historias que permanecen. Así me gustaría y seguir”.

Kevin Aragón | El Sol de México

Trends