:)

Inteligencia Artificial

Greta White pasó de ser diseñador a una drag queen que inspira a las nuevas generaciones

En su recorrido, el diseñador colombiano Walther tomó el Gretha de Greta Garbo y el White de la actriz Betty White

Published

on

Walther Duque es Gretha White, un diseñador que también es una de las drag queens más sofisticadas de la escena latinoamericana y una persona que ha enfrentado el miedo con determinación, por lo que hoy en día es un gran ejemplo que está inspirando a las nuevas generaciones.

Gretha White es una artista que se caracteriza por estar rodeada de lujo y glamour, y que sueña con los flashes de los Oscar, la portada de Vogue o la pasarela de Moschino.

Para ella fue muy difícil encontrar una manera de darle salida a toda su feminidad desde la infancia, ya que no tenía permitido ser gay, pero actualmente Walther es un diseñador que tiene una gran pasión por la moda, el cine y el teatro, aunque hace algunos años le costó decidirse.

“No me atrevía a decir que me gustaba el diseño de modas y me puse a estudiar comunicación social. Pero en la universidad las cosas cambiaron, sentí que era libre y que no tenía que manifestar mi naturaleza a escondidas”.

Lee: Ser drag es una satisfacción intelectual, creativa y sexual: Miss Diamond

De acuerdo con la agencia EFE, hoy en día esta drag se ha convertido en un referente de la comunidad LGBT en Medellín, además de ser una de las más famosas de Latinoamérica.

La historia de este diseñador, que hoy cuenta con dos marcas en el mercado, además de haber participado en la feria Colombiamoda, se remonta a 2017, durante una fiesta de Halloween en el mismo lugar donde ahora cada sábado despliega su elegancia y glamour.

Aquella noche decidió maquillarse y caracterizarse para subir al escenario y escribir el primer capítulo de la leyenda de Gretha White.

“La primera vez que me presenté en público estaba horrenda, pero acabé ganando el concurso. En aquella época yo estaba casado y en mi cabeza estaba fantaseando con el “drag”. Luego vino la pandemia, que fue muy importante en mi decisión de convertirme en una estrella a través de Gretha White”, dice.

Para el diseñador, la ciudad de Medellín es un lugar donde se respira libertad y diversión, además de que el turismo LGBT ha contribuido a abrir espacios y hoy la diversidad sexual es más amplia.

Cuando el ambiente drag de Medellín comenzaba, estaba ligado al transformismo, incluso era la expresión de una cultura underground muy transgresora que con el paso del tiempo tuvo una versión más glamorosa. Y Walther Duque siente la responsabilidad de salir al mundo a mostrar lo que está sucediendo en Medellín.

“La gente que viene a verme es muy joven. Me llaman Abuelita Gretha, porque empecé muy tarde, a los 22 años. Mis admiradores me dicen: Gretha, eres una inspiración para mí y eso me hace súper feliz”. Pero yo no tuve esas referencias cuando comencé”.

Duque cuenta que suprimió su primer apellido porque su padre nunca estuvo presente, y que tomó el nombre de “Gretha” por Greta Garbo, la legendaria estrella, famosa por su elegancia en las primeras décadas del cine de Hollywood, y el “White” por Betty White, una actriz que se encarnaba el alma de la comedia de los años ochenta The Golden Girls.

“Yo quiero que Gretha White sea exitosa. Mi personaje es una hipérbole de la feminidad con un toque de humor, una estrella de cine muy bien conectada con una historia medio turbia, como Marilyn Monroe. Sueño con que se convierta en una socialité, en una celebrity sin mediocridad, y que envejezca con la elegancia de una Jane Fonda”.

Y añade que él se desvincula mucho de su personaje para disfrutar de su vida como Walther, ya que cuando se transforma le cuesta trabajo reconocerse, porque jugar con ambas personalidades es un gran desafío, sobre todo psicológicamente.

Diego Torija / El Sol de México

Trends