:)

Inteligencia Artificial

Getxerpa es la plataforma que ayuda a los bancos tradicionales a fomentar la salud financiera

Da seguimiento del gasto de sus clientes como las que plataformas fintech del estilo de Nubank, Stori o Albo ya ofrecen

Published

on

Ante la crisis importante que se prevé para todos, empresas grandes y pequeñas, lo mismo que para el sector bancario, sobre todo cuando las fintech les pisan los talones desde hace algunos años, como Getxerpa, dijo su co-fundador Mijael Feldman, quien destacó la función de la firma de ayuda a fomentar la salud financiera.

Señala que la incertidumbre mundial y la posible recesión en la mayor economía del mundo va a recrudecer la competencia y de ella sólo saldrán librados los más fuertes.

Explica que para el sector bancario tradicional, esto también aplica “Va a haber más presión para los bancos. Si hay 15 o 20 bancos digitales en México, quizá tras la pandemia nos vamos a quedar con cinco o seis, que van a ser mucho más fuertes. Son esos jugadores los que van a poder competir de manera más potente con los grandes bancos. Los bancos la van a tener difícil si se mantienen como están”.

Lee: Más de 28 mil fondas, taquerías y fondas compran los alimentos en la plataforma digital Frubana

Es por eso que la banca tradicional está corriendo una carrera contra reloj para ponerse al día en cuanto a las experiencias digitales que hoy las startups financieras están ofreciendo.

Se trata de una plataforma que permite a cualquier banco modernizar su propuesta digital en sólo unas semanas.

Getxerpa les ofrece tecnología fácil de implementar vía APIs albergadas en la nube con las que los bancos escogen qué módulos quieren para sus experiencias en línea, al estilo de un software online personalizable.

Específicamente esta plataforma ayuda a bancos tradicionales a montar herramientas de salud financiera y seguimiento del gasto de sus clientes como las que plataformas fintech del estilo de Nubank, Stori o Albo ya ofrecen.

Esto en sólo tres meses, a comparación del año que puede tomar el desarrollo de algo así de manera interna y con recursos propios.

“Los bancos se han quedado atrás y siguen con aplicaciones súper antiguas y con soluciones que no son a la medida de nadie. Tienen que encantar a sus clientes, que el banco se vaya ajustando a la medida de cada uno y pueda retenerlo. Hoy día es el gran desafío que tiene la industria financiera”.

Según refiere Mija, hoy en día la mayoría de bancos cuentan con equipos tecnológicos muy acotados. Asimismo, el mejor talento en desarrollo de apps ha migrado al ambiente startupero.

Lee: Hacer el súper a domicilio y sin empaques se puede gracias a la plataforma digital Sommos

“Hay una escasez de este tipo de mano de obra para las instituciones financieras tradicionales. Su principal preocupación es ampliar la base de clientes, pero los bancos no son expertos en construir herramientas para ayudar a la gente a mejorar su salud financiera”.

Por ejemplo, un error frecuente que se observa en la industria financiera es el uso de servidores con capacidad limitada para albergar a su clientela digital. Esto se traduce en una mala experiencia de uso con procesos tardados e ineficientes para el usuario ante la saturación de la demanda.

El objetivo de fondo es empezar a recuperar parte de la clientela que la banca tradicional ha ido perdiendo durante los últimos años frente al sector fintech, neobancos, lenders y plataformas digitales de inversión.

Por ejemplo, de acuerdo con métricas levantadas por Getxerpa, existe un 75 por ciento de clientes de servicios financieros que muestran un interés por algún producto fintech. Las principales razones para esto es que son simples de usar, ágiles, proactivos en la vida de los usuarios y les ayudan a alcanzar sus objetivos.

Para un gran banco que ha hecho las cosas sin muchas variaciones a lo largo de los años resulta difícil competir con estas características intrínsecas en las fintechs.

“Todo esto está soportado por una estructura ágil en cuanto a servicio al cliente y el cálculo de riesgos. Cuando llegamos a un banco tenemos que rediseñar su experiencia entendiendo sus limitaciones. Les ayudamos a hacer lo que están haciendo ya las fintech de manera rápida”.

Antes de Getxerpa, Mijael había dado vida a WSNpro en 2013, una plataforma online de innovación colaborativa chilena en la que el software hacía más fácil la cooperación entre corporativos y startups para el desarrollo de proyectos.

Fue durante esos años en los que Mijael ayudó a armar las áreas de innovación de bancos en Chile, Colombia y Perú, donde comprendió las dificultades de este sector para ponerse a la par de la disrupción fintech.

“Me cansé un poco de la parte consultora que era trabajar internamente con los bancos y ayudarlos a diseñar sus equipos. Lo que aprendí es que los bancos internamente pueden hacer cosas, pero la velocidad es mucho más lenta, porque el hambre, porque las ganas, porque el día a día se los comen y no desarrollan nuevos productos. Se les hace muy difícil”.

Al momento Getxerpa cuenta con clientes en México, Colombia, Ecuador, Perú y Chile, donde colabora con diez instituciones financieras, entre bancos, cooperativas y administradoras de fondos de pensión tales como Santander, Flink, Banco del Pacífico o AFP Capital.

La lógica para echar a andar la startup fue que la banca actual se enfrenta al dilema de construir tecnología o comprarla. En experiencia de Mijael, la segunda opción termina siendo la mejor.

Mija y sus socios iniciaron operaciones en México desde el principio y su primer cliente fue el banco Santander, para luego expandirse hacia Perú, Colombia, Ecuador y Chile.

Lee: Las aplicaciones digitales Jokr y Olio combaten el desperdicio de comida en México

“Es algo que generalmente a las personas les genera sorpresa, que un banco tan grande confíe en una startup que no tiene ningún cliente siendo su negocio, pero ellos confiaron mucho en nosotros.

“Le gustaba mucho la parte de cómo trabajamos el ahorro, entendiendo que las personas no somos racionales, que por más que les digamos a los clientes que ‘ahorren’ no lo van a hacer, y cómo lo estábamos resolviendo”.

Según refiere Mija, la falta de una plataforma digital robusta no sólo incide en una falta de retención de clientes, sino que es una fuga de información valiosa que los bancos no están captando, especialmente en cuanto a patrones de consumo de los usuarios.

Esta información puede y debe ser utilizada por las instituciones financieras para acercarles productos y servicios hechos a la medida de manera anticipada.

“El aire o el petróleo para la industria financiera son datos. Ellos te dan a entender mejor en qué gastan tus clientes, quiénes son ellos. En la medida que vamos trabajando con los bancos vamos usando mejor la data, enriqueciéndola y limpiándola; ese uno de los desafíos que los bancos tienen a mediano plazo: que la información que ellos tienen en los diferentes sistemas pueda conversar”.

Si el banco conoce quiénes son sus clientes y qué quieren, –explica– puede adelantarse y ofrecerlos, generando retención y valor en la relación. ¿Y cómo se logra eso? Fomentando el uso de las apps bancarias.

Es ahí donde entra el elemento de gamificación. Getxerpa se asegura que las experiencias bancarias sean divertidas y aporten recompensas a los clientes.

Getxerpa analiza cerca de 150 millones de transacciones mensuales con el objetivo de conocer dónde y cómo gastan las personas para generar un plan personalizado que los oriente en el buen manejo de sus finanzas.

Según Mija, entre los clientes de Getxerpa se ha logrado duplicar las transacciones de los usuarios, pero al mismo tiempo ha incrementado el ahorro que estos hacen de manera sustancial.

Del cien por ciento de los usuarios que comenzaron ahorrando con las herramientas facilitadas por Getxerpa el 65 por ciento continúa haciéndolo, mientras que se han alcanzando ya mil 400 millones de dólares ahorrados entre todos ellos.

“Los bancos tienen el problema de cuentas de ahorro que no tienen saldo o que las personas depositan una sola vez y se olvidan. En cambio, con esto se van dando cuenta de que las personas ahorran todos los meses y finalmente van manteniendo más dinero en el banco”, indica.

Lee: Usar de manera responsable el Internet ayuda a reducir la huella ambiental digital

En los últimos años Mija se ha desempeñado como mentor internacional en Lean Startup Machine, un programa para validar productos y servicios en tres días. Además, es inversionista ángel a través del fondo de Inversión de BOMBAcamp, donde he invertido en emprendimientos latinoamericanos.

Según explica, eligieron a México como pista de despegue principalmente por el desarrollo del mercado fintech respecto al resto de Latinoamérica, facilitado por la ley aprobada en la materia que les dio certidumbre jurídica.

El país era, y lo sigue siendo –comenta– un mercado muy peleado entre nuevos jugadores digitales y grandes corporativos financieros, lo que hacía que una solución como Getxerpa hiciera sentido.

“Cada vez que vemos que una nueva fintech sale al mercado, que levanta dinero, para nosotros son buenas noticias, porque le está metiendo más presión a los bancos y estos se van dando cuenta que lo hacen con velocidad o se van a quedar atrás”.

Si Getxerpa puede hacerse de grandes clientes en un mercado desarrollado como México –añade– le resulta más fácil llegar a otro país, como Bolivia o Ecuador donde las fintech apenas están disrumpiendo la actividad bancaria y ayudarles antes de que vean afectadas sus líneas de negocio por la migración hacia startups.

La plataforma pretende llevar estos principios a Estados Unidos, un mercado de cientos de bancos pequeños y regionales sujetos a la disrupción del sector fintech.

“En México estamos en el futuro respecto al resto de Latinoamérica. En otros países ahorita no les duele tanto (a los bancos) el tema fintech, pero sí les va a pasar dentro de seis años.

“¿Si le sucedió a un banco con más de un millón de clientes, qué va a pasar en bancos más chicos sin áreas de desarrollo? Es mucho más fácil para nosotros plasmarles la dificultad cuando tienen a la competencia comiéndoles los talones”.

Y a pesar de un contexto complicado como el de hoy, en el que los inversionistas empiezan a retraerse ante la incertidumbre global, Mija se siente confiado en el desempeño de Getxerpa hacia el futuro. Esta crisis –dice– de cierta manera terminará por beneficiarlos.

Lee: Las aplicaciones móviles de los bancos dominan los servicios digitales en México

“Veo con el contexto actual un reajuste en el mercado y creo que es sano. No podemos tener una economía creciendo para siempre y tampoco podemos tener infinitas startups.

“En nuestro caso lo vemos con bastante tranquilidad. Ya no son los unicornios, sino las cucarachas, estas startups que se mantienen estables y capitalizan las oportunidades para mantenerse a flote durante tiempos difíciles”, agrega.

Erick Ramírez / El Sol de México

Trends