:)

Baja California

La falta de agua afecta a las purificadoras de la Paz (Baja California Sur)

Compran su líquido y además deben pagar el servicio al Organismo Operador Municipal

Published

on

Foto: Alberto Cota

LA PAZ, Baja California Sur. Debido a la severa escasez de agua, las purificadoras de la ciudad reportan afectaciones en sus ingresos, han tenido que recurrir a la compra de pipas de agua, con un costo de 950 por cada una.

 “El año pasado habíamos tenido buena presión de agua, estas últimas semanas hemos tenido muy mal servicio, aquí llega un día sí y un día no, pero batallamos mucho porque cuando toca que tengamos casi no llega temprano, la presión inicia como de 9 a 10 de la noche en adelante, entonces yo me tengo que venir en la madrugada a producir un poco de agua para poder vender al otro día, sino de plano alcanzo” dijo Jassiel Soto, vendedor de agua purificada.

Destacó que, como purificadoras de agua, deben de pagar el servicio como industrial, una tarifa económica más alta que la de los hogares u otro tipo de empresas, la compra de pipas de agua se suma al costo que habitualmente tienen que pagar al Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable (OOMSAPAS) La Paz.

Lee: La capital guanajuatense padece escasez de gasolina Magna

“Me llegan más de dos mil pesos en adelante como tarifa, los días que no tengo agua yo tengo que hacerme de pipas o traer agua de otros lados porque no hay abasto para vender agua ni tampoco para el consumo humano. Cada pipa nos las da en 950 pesos, nosotros aprovechamos más o menos el 60 por ciento de una pipa, depende del sistema de purificación de cada purificadora, pero no se aprovecha al 100 por ciento tenemos que pagarla completa, aunque yo requiera menos”, dijo un ciudadano.

“Sí me gustaría que el ayuntamiento de La Paz, el OOMSAPAS en este caso, nos pudiera dar un poco más temprano el agua para así poder trabajar como se debe, o bien, que la manden con más presión porque batallamos mucho, la gente hoy nos pide más agua por verano, si tenemos buena demanda, pero también más problema para que esta llegue y se pueda purificar”.

Para que el negocio pueda generar ganancias económicas, diariamente debe vender una gran cantidad de garrafones de agua, diariamente entregan entre 100 y 200 galones, esta demanda se ve mermada los días que no tiene buena presión de agua debido a que no pueden acumular la necesaria para solventar el total de la demanda.

El mayor usuario del agua en La Paz es el organismo operador, necesita tener eficiencias, necesita reducir fugas, tener todas las eficiencias operativas físicas y comerciales necesarias, asegura Niparajá.

Según detallan expertos en el agua, los 24 millones de metros cúbicos que ingresa el Sistema Operador de Agua de La Paz a las redes de distribución son suficientes para abastecer a toda la ciudad durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Sin embargo, al menos el 40 por ciento del agua se pierde en fugas y de los aproximadamente 950 litros por segundo que envían los 34 pozos que abastecen a la ciudad, a los usuarios sólo les llegan entre 570 y 600.

Los tres niveles de gobierno han reconocido que el estado se encuentra en una crisis por agua y buscan atenderla, el mismo gobernador del estado, Víctor Castro Cosío, sostuvo una reunión recientemente con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, para hablar de esta problemática que enfrenta la media península y plantear posibles soluciones.

Lee: La industria lechera y cervecera agrava la escasez de agua en La Laguna: AMLO

Al respecto, Alejandra Campos, coordinadora del Programa Agua y Ciudad de Niparajá, destacó que es urgente que se trabaje en políticas públicas que ayuden a tener un mejor manejo del agua; reducción de fugas, proteger las sierras, dejar de sobreexplotar el acuífero y concientizar a las personas sobre la importancia de cuidar el agua, podrían ser alternativas.

“El mayor usuario del agua en La Paz es el organismo operador, necesita tener eficiencias, necesita reducir fugas, tener todas las eficiencias operativas físicas y comerciales necesarias, necesitamos también empezar a proteger las sierras que son nuestro banco de agua, tenemos zonas erosionadas con ganado cada vez con menos suelo, perdemos la capacidad de esponja y de adquirir agua de las sierras”.

“Por otro lado, conforme seguimos sobreexplotando el agua del acuífero entra agua con sal contaminando nuestro acuífero de manera permanente, necesitamos hacer obras de recarga que todos y todas las usuarias hagamos acciones colectivas para proteger el agua de hoy y de mañana”.

Organizaciones señalan que la problemática que existe con el agua se vuelve mayor, los retos son importantes y cada vez se acrecientan más, un tema que viene desde hace décadas del cual no se prestó la atención suficiente, y, de no crear políticas públicas Baja California Sur podría quedarse sin agua.

Adriana Márquez | El Sudcaliforniano