:)

Querétaro

En Querétaro se lavan las manos por vuelo a Argentina con 48 toneladas de mercancía desconocida

Autoridades estatales aseguran que no es su responsabilidad la investigación, sino de Aduanas

Published

on

Foto: Miguel Cruz

QUERÉTARO, Querétaro.  No es obligación del gobierno del estal indagar qué eran las 48 toneladas de mercancía que contenía el avión Boeing 747 Dreamliner, exclusivo para carga, que salió del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) hace unos días rumbo a Argentina.

El secretario de Desarrollo Sustentable del estado, Marco Del Prete Tercero, dijo que que corresponde a la Agencia de Aduanas hacer la revisión de las aeronaves y su contenido o pasajeros.

“Desconozco, porque no es nuestra obligación indagar qué tipo de mercancía, sólo nos reportan el tonelaje”, enfatizó.

Lee: Un par de aeronaves fabricadas por estudiantes de Guaymas son avaladas por EU para que hagan vuelos internacionales

El avión venezolano-iraní salió del AIQ con destino a Argentina, donde fue retenido desde el 8 de junio, debido a que iban en la tripulación 14 venezolanos y cinco iraníes.

El funcionario estatal enfatizó que la revisión de documentos, la mercancía, la revisión de la tripulación y los pasajeros corresponde a las autoridades federales.

Subrayó que no es responsabilidad de las autoridades estatales la investigación sobre este caso, sino únicamente revisar que los aviones que aterricen cuenten con autorización de la Agencia Federal de Aviación Civil y que la mercancía o pasajeros sean revisados por las autoridades federales.

“Nuestra responsabilidad es garantizar que las operaciones se lleven de manera adecuada y eficiente y evidentemente seguras”, aseveró.

Recalcó que el aeropuerto es un medio para que las aeronaves se trasladen, por lo que consideran que su relación con el trayecto de la aeronave concluyó cuando salió del AIQ.

“Honestamente lo daría como un asunto casi cerrado, porque por parte del Aeropuerto de Querétaro la operación concluyó al momento que el avión despegó”, subrayó.

Cecilia Conde | Diario de Querétaro