:)

Inclasificables

En Sinaloa hay más de 46 mil niños que son explotados laboralmente

La diputada Deisy Ayala llama a una coordinación institucional para reducir el número de menores trabajadores

Published

on

Foto: Mario Ibarra

CULIACÁN, Sinaloa. En Sinaloa 46 mil niños se han visto obligados a trabajar, principalmente en el campo, a causa de la situación que dejó la pandemia por Covid-19, expuso la diputada priista Deisy Ayala.

“Nuestra población infantil y juvenil en el rubro de cinco a 17 años alcanza las 662 mil personas, de las cuales, según datos de la organización Save The Children, alrededor de 46 mil se han visto obligados a trabajar principalmente en labores del campo, consecuencia directa de la pandemia por Covid-19 y el cierre de las escuelas”, dijo.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se celebra el 12 de junio, advirtió que el trabajo infantil en el estado es un problema grave que no sólo compete a una instancia o a un rubro de la Administración Pública.

Lee: Llaman a castigar a quienes permitan el trabajo infantil en Guanajuato

Es necesaria, dijo, una coordinación institucional que permita la reducción en el número de niños que trabajan en los campos de cultivo, en los empaques camaroneros o en los principales cruceros, avenidas y bulevares de las ciudades limpiando vidrios bajo el sol.

La diputada priista destacó que a los legisladores les compete estar atentos y en acción de buscar consolidar la normatividad suficiente que impida que este problema crezca.

Recordó que como grupo parlamentario presentaron una iniciativa de Ley de Protección a las Actividades del Campo y el Jornal Agrícola, misma que en uno de sus capítulos incluye la proscripción del trabajo infantil en el campo sinaloense.

“Aparte del trabajo legislativo, es necesario generar una agenda interinstitucional en combate al trabajo infantil, sumar los esfuerzos con las autoridades del ejecutivo, y organismos autónomos para que se le haga justicia a cada niña y niño encontrados en los cruceros, en el campo, o en cualquier lugar, realizando cualquier actividad que un niño no debería de hacer, y que restringe el ejercicio de sus derechos”, señaló.

Dijo que para combatir el trabajo infantil se debe procurar trabajar en varios aspectos, por lo que hizo algunas propuestas.

“Diseñar estrategias contra la pobreza, de manera que los niños y niñas no se vean obligados a trabajar para ayudar a sus familias y, de esa forma, deban abandonar sus estudios, impulsar y garantizar por parte de las autoridades educativas al acceso a la educación de calidad de forma que se cumpla el Objetivo de Desarrollo Sostenible relacionado con la educación”, dijo.

También propuso fomentar entre el sector privado las condiciones de empleo de calidad y sueldos bien remunerados para padres y madres responsables de la niñez, para garantizar la permanencia de los menores en la escuela.

Lee: Tres madres detenidas por explotación infantil salen bajo fianza de una prisión de Celaya

Además, campañas permanentes de información y sensibilización para eliminar normas sociales y convencionalismos que legitiman el trabajo infantil.

Irene Medrano Villanueva | El Sol de Sinaloa