:)

Sonora

Alfonso Durazo trabaja en una solución a los viejos problemas de los mineros de Cananea

Un grupo de trabajadores mineros de Cananea pide al gobierno de Andrés Manuel López reconocer una huelga iniciada hace más de 14 años

Published

on

Será a través del diálogo entre autoridades estatales, federales, y sindicales como se le dará una respuesta a las demandas de los trabajadores mineros de la sección 65 en Cananea, aseguró Alfonso Durazo Montaño, gobernador de Sonora.

El ex secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana participó en una reunión con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, para resolver un problema sindical en la mina de Cananea.

El mandatario informó que en este encuentro participaron también Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo, Napoleón Gómez Urrutia, dirigente del Comité Nacional de Mineros, así como trabajadores de dicho sindicato, en el cual se llegó a acuerdos satisfactorios en vía de dar solución a problemas que datan del 2007.

Lee: Contrata SRE seguros de gastos médicos para su personal en Canadá y Estados Unidos

“Se lograron acuerdos satisfactorios para buscar solución por la vía del diálogo a viejos problemas laborales que afectan a mineros de la sección 65 de Cananea desde 2007”, indicó el gobernador Durazo Montaño.

Como parte de esta reunión se acordó el establecimiento de mesas de diálogo entre los trabajadores de la sección 65, para la construcción de consensos que atiendan las demandas respecto a las problemáticas en Cananea.

Durante varios días trabajadores y el líder de la sección 65 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana bloquearon la carretera federal México 2 en el tramo Ímuris-Cananea para exigir al gobierno federal el reconocimiento de la huelga laboral iniciada hace 14 años en la mina Buenavista del Cobre, explotada por el consorcio Grupo México en el municipio de Cananea.

Antonio Navarrete Aguirre, vocero de la sección 65, dijo que el conflicto fue admitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, pero no ha enmendado el daño a los derechos de los mineros.