:)

Negocios

La electricidad es más cara para las empresas en México que en Estados Unidos

El FMI sugirió a México aprovechar la amplia y diversa base de recursos energéticos renovables

Published

on

Foto: Roberto Hernández

En México, las empresas pagan la electricidad más cara que en Estados Unidos y otros países emergentes, a lo que se suma que el suministro de energía se está volviendo “una preocupación creciente”, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Los precios de la electricidad que pagan las empresas son notablemente más caros que los de Estados Unidos y muchas otras economías emergentes”, detalló la Declaración del personal técnico al término de la misión del Artículo IV correspondiente a 2021.

La última entrega de la evaluación anual que hace el organismo liderado por Kristalina Georgieva indica que pese a estos altos costos, la fiabilidad del suministro de electricidad es una preocupación creciente.

Lee: Los directivos de las empresas en el mundo creen que terminó la crisis del Covid-19

En septiembre pasado, Roger González, presidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), informó que de acuerdo con datos del organismo empresarial, el costo de la energía eléctrica para una empresa mediana en México es 70 por ciento más cara que en Estados Unidos.

De acuerdo con datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), en promedio este año, una empresa paga 10.48 centavos de dólar por cada kilowatt/hora (kw/h) que consume, lo que equivale a 2.09 pesos por cada kw/h.

En México, ni la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ni la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tienen bases de datos abiertas sobre el costo de este insumo en el país.

Incluso, el Sistema de Información Energética (SIE), la base de datos más grande del ramo, a cargo de la Secretaría de Energía, carece de información sobre el costo de las tarifas aplicadas en todos los sectores, aun cuando tiene un apartado específico para este tema.

El FMI sugirió al país aprovechar la amplia y diversa base de recursos energéticos renovables de México, incentivar la participación del sector privado en la generación de electricidad y la distribución de hidrocarburos y reforzar la red de electricidad con el objetivo de tener un sector energético más económico, fiable, sostenible y competitivo.

El 30 de septiembre de este año, el presidente de México envió a la Cámara de Diputados una reforma para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad.

En ella, el gobierno propone que los reguladores del sector energético, es decir, la CRE y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) desaparezcan, al tiempo que el Centro Nacional de Control de Energía sería absorbido por la empresa que dirige Manuel Bartlett.

Los cambios propuestos a la política energética mexicana han estado bajo la lupa nacional e internacional, y es un tema que está de forma permanente en la agenda bilateral económica con Estados Unidos.

Lee: El plan de pago de deuda de Pemex atrajo los fondos buitres: López Obrador

El viernes, Jayme White, representante comercial adjunto de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), sostuvo una llamada introductoria con la subsecretaria de Comercio Exterior de México, Luz María de la Mora.

De acuerdo con un comunicado de la USTR, el brazo derecho de Katherine Tai, la embajadora comercial de ese país, comentó que entre los asuntos urgentes a tratar en la agenda económica bilateral está la política energética del país.

“El embajador White enfatizó varios asuntos bilaterales vigentes, incluyendo la política energética de México y la importancia de que las autoridades mexicanas reestablezcan la autorización para productos agrícolas biotecnológicos”, informó la USTR.

Jacob Sánchez | El Sol de México