:)

Negocios

Los barcos camaroneros de Tampico regresan del primer viaje con una cosecha abundante

La flota camaronera de Tampico se muestra entusiasmada al inicio de la temporada

Published

on

Foto: José Luis Tapia

TAMPICO, Tamaulipas. Las embarcaciones de la flota camaronera de Tampico que hacen faenas en los campos pesqueros a más de 60 millas del puerto regresaron de su primer viaje con una cosecha abundante de camarón rosado y café, a una semana de que comenzó la temporada de captura de la especie.

Aunque algunos barcos regresaron al puerto por fallas mecánicas, en viajes de cinco o seis días, ya reportan cargamentos de siete a ocho toneladas de camarón grande, anticipando que será un periodo copioso de pesca, lo que no ocurría desde hace varios años en el Golfo de México.

Canuto González Miranda, presidente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Sur de Tamaulipas, explicó que la esperanza está puesta en esta “corrida”, pues la actividad ciclónica ha favorecido la reproducción abundante en zonas marinas en el campo Moralanes, al norte de La Pesca y San Fernando, donde el fondo marino deja de ser rocoso.

Lee: Los pescadores sinaloenses zarpan cargados de fe y esperanza para una buena captura

“Este primer viaje da pronósticos muy optimistas y es probable que en el retorno de las embarcaciones con viajes completos, en una semana más, los cargamentos rebasen las 10 o 15 toneladas; lo que va a mejorar la rentabilidad de la industria y favorecer la economía de los pescadores y sus familias”, dijo.

Desde altamar, apuntó, los tripulantes camaroneros están contentos porque 70 por ciento del camarón es de buena medida y da posibilidades de mayores ingresos, ya que se vende en las tiendas y mercados sobre los 200 pesos por kilogramo.

Puntualizó que hay optimismo en el sector pesquero por la cosecha abundante que se registra a siete días de que comenzó el periodo de captura del camarón, especie muy apreciada en los mercados y la gastronomía de todo el mundo, pero sobre todo en Tampico.

Mirna Hernández | El Sol de Tampico