:)

Inteligencia Artificial

Septiembre es el mes de los derechos sexuales y reproductivos

No todo es temblores y gritos de independencia en este mes, pues también hay fechas establecidas que sirven de pretexto para reflexionar sobre la sexualidad saludable.

Published

on

Foto: Cortesía

Empezamos el 4 de septiembre con el Día Internacional de la Salud Sexual. Y, luego, el 6 es una fecha que por su grafía “6/9” se identifica con la kamasútrica posición 69 a propósito del sexo oral y por ello esa jornada se destina a reflexionar sobre cómo realizar esta práctica de manera saludable.

En varios países, estas fechas han sido propuestas por la sociedad civil organizada para hacer conciencia sobre la importancia de vivir la sexualidad de manera saludable, pero utilizando protección latex para evitar infecciones de transmisión sexual (ITS).

Según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 24 horas en el planeta se transmiten más de 1 millón de ITS, que podrían evitarse con el uso de condón o protección de látex.

Lee: La lotería que busca educar sexualmente a tijuanenses

Así que más que generar comentarios jocosos y divertidos sobre el sexo oral -que se vale- el llamado de la OMS y de las organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos humanos es a “mantener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia”.

Mencionado lo anterior, sí podemos echar a volar la imaginación para tener prácticas sexuales divertidas. Algunos, algunas y algunes encontrarán las posiciones orales bastante placenteras. Si es así, hay que recordar que tenemos derecho al placer.

Siempre que las relaciones sean consensuadas y plenas, se vale experimentar, por eso aquí le dejo algunas sugerencias que esta semana publicó La Maleta Rosada, una boutique sexual virtual que nos recordó algunas posiciones que implican la oralidad y la genitalidad.

Antes, un breviario semántico sobre los tipos de prácticas orales: “cunnilingus” significa que la estimulación se lleva a cabo sobre los órganos sexuales femeninos; “felación” se refiere a estimular oralmente los genitales masculinos y “anilingus” o “rimming” o “beso negro” es cuando la estimulación bucal se realiza sobre el área anal.

Es en este punto en el que debemos insistir en que es mejor hablar abiertamente sobre sexualidad, pues el que no lo hablemos no significa que no exista. Es mejor saber que este tipo de prácticas pueden realizarse y que incluso mientras usted lee esto están ocurriendo en algún lugar del planeta, por lo que es mejor que aceptemos que suceden e insistir en el uso de condones masculinos y femeninos para practicarlas.

Claro que el látex es un extraordinario preservativo para evitar embarazos y dado que la práctica oral no está vinculada con el riesgo de concebir un bebé, habrá quienes consideren ocioso utilizar protección.

Sin embargo, algunas de las enfermedades que se pueden transmitir en el sexo oral son el virus del papiloma humano (VPH), el herpes genital y la gonorrea. Es por ello que también es importante mantener una buena higiene e incluso es recomendable evitar la práctica bucal-genital cuando exista algún tipo de sangrado o abrasión en la boca.

Ahora bien, si la decisión está tomada por ambas partes y se han prevenido con protección látex, aquí algunas posiciones recomendadas por La Maleta Rosada para el placer de las personas con vulva, porque la estimulación del pene con la boca es quizá más intuitiva.

Lee: Guanajuato está a la cabeza en prevención y atención a la violencia familiar, sexual y género

Aquí va la primera. “La postura de la silla de la reina” es aquella en la que la persona con vulva tendrá el control de la situación, pues debe sentarse en la cara de la pareja, mientras esta persona la sostiene de la cadera con firmeza. La recomendación de La Maleta Rosada es “tener cuidado para no asfixiarla”.

Otro. El “Método Kivin” es una técnica para realizar sexo oral en la vulva. La persona con vulva debe estar recostada y la pareja debe ponerse a su lado y llevar el dedo índice y el pulgar a cada lado del clítoris para empezar a lamer la vulva de lado a lado.

La llamada “Postura del perrito” es aquella en la que uno de los integrantes se debe colocar en cuatro patas, mientras la otra persona se ubicará por detrás y estimulará la vulva o el ano.

Mencionaremos también en qué consiste el ya mencionado 69 por si usted no sabe aún y no se atreve a preguntar. Según leo en el sitio de La Maleta Rosada es una de las posturas “más clásicas” para la práctica del sexo oral. En donde las dos personas estimulan oralmente a su pareja.

Sin embargo, la descripción del 69 me parece muy similar a la de otra postura denominada “68”, donde una persona se acuesta boca arriba, en sentido contrario sobre la pareja, que también se encuentra boca arriba. La cabeza del que recibe estará sobre las piernas de quien estimula oralmente y sus piernas estarán flexionadas a ambos lados de la cabeza del que está abajo, dejando el genital en su boca. En todos los casos, no olvide usar condón.

Si ha leído hasta aquí y es perceptivo se habrá dado cuenta de que no hemos hecho referencia a relaciones heterosexuales explícitamente, pero tampoco las negamos. Es decir, la intimidad coital puede darse entre personas del sexo opuesto o del mismo. Habrá quienes se sientan atraídos por el sexo opuesto y habrá quienes no y habrá también quienes no se sientan atraídos por ninguno o por ambos.

Es por ello que el 23 de septiembre se conmemora otra efeméride vinculada a la diversidad sexual. Es el Día Internacional de la Bisexualidad como un llamado a visibilizarla como una orientación sexual más, es decir, no se trata de un periodo de transición entre ser heterosexual y homosexual, tampoco se trata de personas que viven una época de indecisión.

Quizá septiembre no sea el mes del sexo, pero todas estas fechas nos hacen reflexionar sobre nuestras prácticas eróticas, incluso si sólo son con nosotros mismos, lo cual es totalmente válido y bastante saludable.

Delia Angélica Ortiz / El Sol de México