:)

CDMX

Los Topos ahora se apoyan en las nuevas tecnologías para sus labores de rescate

Los drones y las sofisticadas cámaras son una importante herramienta cuando los segundos cuentan para localizar a una persona atrapada

Published

on

Foto: Cuartoscuro

Drones, autos robot y hasta bastones con cámaras de 360 grados son las nuevas tecnologías que implementan las brigadas de rescate de los Topos, integradas por los sismos en la Ciudad de México en 1985, que colapsó y paralizó a la capital mexicana.

La Brigada de Topos 19 de Septiembre cuenta con 18 elementos y tres perros de rescate, Niky, Oso y Hoppy, entrenados para localizar a personas. Además, desde hace años empezó a implementar el sistema tecnológico, con sensores y drones.

El presidente de dicha brigada de rescate, David Chávez, explica que “en el tema tecnológico se hace una evaluación con drones y además utilizamos GPS para tener el plano de la estructura y saber cómo era antes y cómo es actualmente. En tanto, con un dron se hace una fotografía desde lo alto y se crea un plan para saber en donde podemos entrar”.

Lee: Hacienda hace oficial la desaparición del Fondo de Desastres Naturales

“Además, se implementa el bastón de búsqueda óptica, que es a control remoto con una cámara que gira a 360 grados y trae una bocina para hacer llamados de búsqueda que tiene hasta tres metros de alcance. Además, utilizamos unos sensores israelíes que nos presta una empresa para localizar a personas hasta 20 metros debajo de unos escombros, pues detectan latidos del corazón, respiración y temperatura”, indica Chávez.

Son únicamente cinco agrupaciones de topos, que nacen de la misma camada después del terremoto de 1985, reconocidos por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), los cuales se diferencian por tener chalecos azules, naranjas, verdes o amarillos. El de la brigada 19 de Septiembre es azul rey, por ejemplo. Las otras cuatro son Brigada de Rescate Tlatelolco; Brigada Internacional de Rescate (BIRTA); Topos Adrenalina Estrella y Topos Voluntarios.

De acuerdo con Chávez, los grupos de rescatistas sólo entran en funciones cuando se decreta un caso de desastre, cuando no hay elementos suficientes para contener las afectaciones.

“Cuando la estructura colapsa, antes de que entren los rescatistas se hace una evaluación primaria para saber cuántos pisos eran, cuántas personas vivían en ese lugar, fugas de agua, gas y cortamos la luz para hacer un área segura; hasta ese momento entra el rescatista, y en su caso, con un perro”, señala.

“Los grupos tenemos que actuar con alto nivel de protección personal. Todavía no se hace oficial que tengamos que actuar con cubrebocas, pero desde hace mucho tiempo ya existen esos protocolos.

“Debemos de contar con casco con lámpara, gogles o lentes de protección; cubrebocas o equipo de respiración autónoma, que es con tanque de oxígeno; silbato, uniforme, coderas y guantes de tres tipos (para atención hospitalaria, nitrilo y para manejo de herramienta o remoción de escombros). Además, tener una faja o cinturón y botas con casquillo, las cuales ahora ya son de plástico, pues el metal puede conducir electricidad”, detalla el presidente de la Brigada 19 de Septiembre.

David Chávez recuerda que más de 11 mil personas, entre rescatistas y bomberos. desarrollaron enfermedades respiratorias debido al asbesto que respiraron tras las labores, pues anteriormente de este material estaban recubiertos los inmuebles. Y señala que el tenor, Plácido Domingo, junto con su madre que fue considerada la primera mujer Topo, crearon los primeros grupos de voluntarios, luego de que el tenor pidiera apoyo durante una transmisión al aire con Jacobo Zabludovsky.

Lee: Los veracruzanos padecen miles de fenómenos naturales cada año

“Un periodista dijo que los grupos de voluntarios se estaban metiendo a las estructuras como si fueran topos, de ahí empezamos a utilizar la palabra ‘topos’ y se empezó a difundir. Plácido Domingo está como miembro honorario de la brigada, porque nos puso en el foco de los medios de comunicación; de ahí se empezó a promover.

“Las leyes han cambiado desde hace bastantes años, nos regimos a través de la actualización de protocolos del Grupo Asesor Internacional de Operaciones de Búsqueda y Rescate (INSARAG), que es una organización que administra y coordina los protocolos de cómo deben de actuar los grupos de emergencia a nivel internacional. Esta revisión depende de la Organización de Naciones Unidas (ONU)”, apuntó.

Dice que existe un protocolo llamado USAR, que su traducción es rescate urbano, y lo utilizan todos los rescatistas de Estados Unidos y se ha vuelto una homologación a nivel internacional”, indica el brigadista.

En este tipo de situaciones, anota, se utilizan perros de rescate cuando se detecta a una persona, debido a que éste tiene un peso menor que el humano.

Los entrenamientos de los perros no es el olor de un cadáver, sino está buscando un juguete; “todo el tiempo está buscando un juguete el cual asocia que lo tiene una persona; puede detectarlos hasta 200 metros. Todos los perros se pueden entrenar, pero un perro pequeño se puede ir a un agujero y ya no sale; y si una persona está atrapada y ve en un pitbul entrará en pánico, por eso es por lo que un pastor alemán o un labrador cambia la perspectiva de seguridad”, explica el especialista.

De acuerdo con expertos, la raza de perros que más funciona en este tipo de ocasiones son los pastores belga, debido a que son canes que se cansan muy poco y pueden estar trabajando hasta 14 horas seguidas; sin embargo, todo perro debe de tener su protocolo de protección para no ser maltratado.

“Nuestro grupo de rescate viene trabajando con perros desde 1989, año en que se crea por primera vez el entrenamiento de perros a través de la UNAM, la cual inicia la primera generación de canes y vienen los primeros entrenadores de Francia. (…) Cualquier perro puede ser rescatista, pero se debe de tener un protocolo obligado; su entrenador o manejador debe de tener un veterinario, porque el perro puede lastimarse las rodillas o las patas entre los escombros. Deben de tener su caja para meter al perro, medicamento, arnés, tiene que estar hidratado y alimentado”, detalla David Chávez.

Aabye Vargas | El Sol de México