:)

Querétaro

Las cantinas queretanas están muy endeudadas y a punto de quebrar

La pandemia deja a las cantinas tradicionales, pulquerías y bares fuertes endeudamientos

Published

on

Foto: Fernando Reyes

QUERÉTARO, Querétaro. Retroceder a un escenario B significaría no pagar las deudas de hasta 40 millones de pesos que tienen los empresarios de las cantinas tradicionales, pulquerías y bares, advirtió el presidente del sector en Querétaro, Daniel Pérez Murillo.

“Volver a cerrar, volver a retroceder a un escenario B significa seguir endeudándonos y no pagar la deuda a nuestros acreedores; tenemos pronosticado el pago de la deuda al final del año bajo un escenario A, si no nos seguiríamos retrasando y endeudados y pagando intereses”, dijo.

Indicó que actualmente las cantinas, pulquerías y bares operan a un 50 por ciento de su capacidad, y con horario restringido hasta las 12 de la noche, por lo que no se registran aglomeraciones de personas al interior de los establecimientos.

Lee: Tampico arranca con la Ruta Cantinas de Tradición

Señaló que la pandemia por el Covid-19 les dejó económicamente un endeudamiento de 40 millones de pesos, el cierre de tres negocios y entre 10 o 12 establecimientos que están en la cuerda floja porque la reactivación económica no se ha logrado al ciento por ciento ni los aforos.

 “El saldo para nosotros económicamente ha sido muy fuerte, el saldo es un endeudamiento de 40 millones de pesos. Hasta el momento por la pandemia hemos registrado tres negocios y otros más que están en la cuerda floja”, señaló.

Ante el incremento de casos de Covid-19, el empresario aseguró que como siempre, el sector está tomando todas las precauciones recomendadas por las autoridades, no obstante reiteró, que estos establecimientos no son fuente de contagio porque no registran aglomeraciones.

 “Lo estamos tomando con todas las precauciones, como lo hemos tomado siempre, con todos los protocolos de salud, ya vimos que no somos fuente de contagio. Con el foro que tenemos, tenemos lugares que tienen 10 o 12 personas, entonces no son lugares de aglomeración”, anotó.

Lee: Acapulco: Los bares y cantinas llegan al semáforo amarillo de Covid-19 con más deudas

Recordó que durante la pandemia, estos lugares estuvieron cerrados casi un año, por lo que el recorte del personal fue de entre 85 y 90 por ciento; y actualmente ya habían logrado recuperar 60 por ciento de sus trabajadores.

Verónica Ruiz | Diario de Querétaro